A la caza de lectores, el libro impreso y el digital se complementan

Además de la venta de títulos, la Feria del Libro organiza debates y mesas de discusión, como Nos están matando y A 8 años de la tragedia de la Guardería ABC. Foto: Yazmín Ortega Cortés.

En 2009 aún se consideraba al libro electrónico una amenaza al impreso en papel, pero ahora la versión impresa y la digital se complementan, no combaten entre ellas, al contrario: se ayudan para captar nuevos lectores, sostiene en entrevista con La Jornada Diego Echeverría, director general de Ink it.

Ink it es la única plataforma de habla hispana que cuenta con las siete certificaciones otorgadas por Apple y tiene el propósito de seguir creciendo como la mejor empresa dedicada a la conversión y distribución de libros en versión electrónica y de consolidarse como una organización líder en el ámbito editorial digital.

Lanzada oficialmente en 2016, esta empresa apoya a editoriales y universidades en México y América Latina para que se aventuren en la publicación digital y promuevan sus obras a escala internacional al romper las barreras de la distribución física.

El desarrollo del software para la distribución y administración de los títulos es totalmente nacional y ofrece servicios que consisten en transformar sus libros a formato digital y publicarlos de manera sencilla en las principales tiendas en línea como iBooks, Amazon, Google Play, Kobo, Gandhi y Porrúa.

“Con el paso de los años las casas editoriales se dieron cuenta de que en realidad el formato digital le aporta mucho al papel. Mediante nuestro sistema, cuando un editor sube un título, en automático está presente en 85 países y en las principales tiendas en línea.

Contamos con más de 37 mil títulos publicados de diferentes editoriales y universidades, de las que destacan El Manual Moderno, ICB Editores, Macro, Colofón y el Instituto Nacional de Antropología e Historia, además de El Colegio Nacional, El Colegio de Sonora y El Colegio de México, entre otros, indicó Echeverría.

Según las cifras dadas a conocer por la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, la industria editorial del sector privado tuvo un decremento de 2.2 por ciento en la producción; sin embargo la rama digital creció 20 por ciento.

Somos la rama dentro de la industria editorial que tiene crecimiento sostenido por tres años de doble dígito. La tendencia en nuestro país es clara: el libro digital tiene cada vez más aceptación entre los lectores, añade Echeverría.

La inversión para las editoriales en digitalizar sus ejemplares es muy pequeña comparada con la edición en papel; asimismo, crear el contenido electrónico es muy económico y llega a todas partes. Este año esperamos una aceptación mayor por parte de los editores, que se sumen al mercado digital, está más fuerte que nunca, además de que consideren ambas estrategias para su distribución.

Información La Jornada.

Shortlink: