A unos días de fallarse el Nobel de Literatura, se inician las especulaciones

  • El portugués António Lobo Antunes destaca en la lista de la casa de apuestas Landbroke
  • Desde 2011, cuando el sueco Tomas Tranströmer lo recibió, el premio no recae en un autor nórdico
  • Haruki Murakami, Adonis y Joyce Carol Oates también figuran entre los candidatos

21-murakami

A unos días de que la Academia Sueca anuncie al ganador del Premio Nobel de Literatura 2017, António Lobo Antunes, Amos Oz, Jon Fosse y César Aira figuran en la lista de nominados que el martes difundió la casa de apuestas británica Ladbrokes.

El comité del Nobel trabaja un año, descartando centenares de posibilidades a partir de la consulta para la candidatura, de más de 50 instituciones y expertos en el mundo. Lo inescrutable de los cinco candidatos finales, antes de elegir uno, sólo se conocerá cuando pasen 50 años.

De este modo, el interés de los lectores no sólo se enfoca en conocer el nombre del autor que recibirá el máximo galardón de las letras, sino también en el largo y elaborado proceso de elección.

Trabajo una media de 12 horas al día, no tengo vida social, no voy a cenas ni al cine, casi no veo a mis amigos, vivo sólo para los libros. De aquí a 2020 quiero publicar mi libro número 30. Después quiero parar. Lo tengo decidido. En el Nobel ni siquiera pienso, ese premio sólo despierta tanta atención por el dinero. No significa nada para la historia. ¿Quién ganó hace cinco años? Ni siquiera me acuerdo, contó hace poco el autor António Lobo Antunes, en una de sus crónicas para la revista Visão.

César Aira, entre los postulados

António Lobo Antunes (Lisboa, 1942) encandila a sus seguidores en el mundo con su lenguaje enérgico, poco convencional, denso y sus textos llenos de atmósferas y metáforas. Aunque sus libros no son bestsellers,éstos se han traducido a 60 idiomas, entre los que destacan ¿Qué caballos son aquellos que hacen sombra en el mar? (2009) y El archipiélago del insomnio (2008).

Otro de los candidatos es el israelí Amos Oz (Jerusalén, 1939), uno de los literatos e intelectuales más comprometidos por el diálogo en el conflicto de Medio Oriente, quien ha recibido varias distinciones, entre las que figuran los premios Príncipe de Asturias de las Letras (2007), Franz Kafka (2013), así como la Gran Cruz de la Orden del Mérito Civil (2014).

Sus escritos exploran los conflictos y las angustias de la sociedad israelí contemporánea; las tensiones y presiones que soportan las personas por la ideología, las fronteras geográficas y el pasado histórico brutal.

Ha escrito 18 libros en hebreo, asó como unos 450 artículos y ensayos. Sus obras han sido traducidas a más de 30 lenguas, entre ellas el español. Cuando Amos Oz escribe un ejemplar nuevo, suele negarse a revelar su contenido y a dar entrevistas. No es sano para el bebé, afirma.

El noruego Jon Fosse (Haugesund, 1959), quien ha escrito novelas, cuentos, poesía, libros infantiles, ensayos y obras de teatro, fue nombrado en 2007 caballero de la Orden Nacional del Mérito en Francia e incluido en 2016 por la firma británica Ladbrokes en las cábalas del Nobel.

Sin embargo, ese año el editor Stephen Farran-Lee dijo que el problema es que desde hace años la Academia evita premiar a autores nórdicos, el más reciente fue el sueco Tomas Tranströmer en 2011. Fosse pertenece a la generación de escritores que en los años 80 del siglo pasado introdujo el posmodernismo en Noruega y en algunos de sus textos desarrolló un lenguaje simple marcado por una austeridad casi religiosa.

A veces incomprendido e insistente en que no le interesa el público, sino los lectores, el escritor argentino César Aira (1949), es uno de los autores que con más de medio centenar de libros publicados, entre novelas, ensayos y textos que oscilan entre ambos géneros, desde hace un par de años se encuentra en las ternas de candidatos al Nobel de Literatura.

El autor de Entre los indios y La liebre (recientemente publicados por Ediciones Era), bromeó acerca del nobel el pasado 13 de septiembre. En entrevista con La Jornada, dijo: Sí, bueno, a los argentinos les gustaría, porque somos mucho de lucirnos ante el mundo, entonces, si ya tenemos a Messi y tenemos un Papa, pues nos falta… ¡ah, qué loco!. Lo mío es la literatura. La literatura es un juego irresponsable, un juego casi de niños que preserva la infancia de… ya no sé lo que estoy diciendo. Pero la literatura no tiene ninguna función social”.

Otros emblemas de la escritura que fueron mencionados por la firma Ladbrokes son: Haruki Murakami, Adonis y Joyce Carol Oates.

Candidatura perpetua

Haruki Murakami (Japón, 1949), quien venera la música, los gatos y viajar, transporta con su obra a un mundo surreal y onírico. Entre sus novelas más famosas figuran Tokio Blues, Al sur de la frontera, Al oeste del sol y 1Q84. Su enorme fama ha frenado hasta ahora la obtención del Premio Nobel; su candidatura se ha perpetuado desde 2010.

El sirio Adonis (1930), renovador de la poesía árabe, considera que el poeta tiene un papel determinante en la sociedad. Sus textos, alimentados de la literatura occidental, desafían la tiranía y critica el individualismo deshumanizante. Tiene la convicción de que surgirá una nueva cultura, generada por un profundo cambio interior en el ser humano. Entre sus obras, sobresalen Cien poesías de amor y Memoria del viento, así como los ensayos Poesía árabe y Violencia e islam.

Autora prolífica y multipremiada, Joyce Carol Oates (Nueva York, 1938) cultiva todo tipo de prosa, aunque el thriller es quizás su estilo más característico. En sus libros explora varios temas de la historia estadunidense de los años 60 del siglo pasado a la actualidad: la mujer, la adolescencia, la violencia, la guerra fría, la reivindicación de los derechos de los negros.

Comienzan las apuestas de los apasionados a la lectura, los que idealizan a su escritor favorito como posible ganador del máximo reconocimiento literario.

La lista completa de los aspirantes al Premio Nobel de Literatura 2017 publicada por la casa Ladbrokes se encuentra en el sitio web.

Fuente: La Jornada.

Shortlink: