Aceptar ayuda humanitaria, pide la ONU al gobierno de Maduro

Manifestación ayer afuera de la sede de la Organización de las Naciones Unidas, en Nueva York, contra el presidente venezolano, Nicolás Maduro.

Manifestación ayer afuera de la sede de la Organización de las Naciones Unidas, en Nueva York, contra el presidente venezolano, Nicolás Maduro.

Ginebra. El Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) aprobó en Ginebra la primera resolución de su historia sobre Venezuela, en la que apremia al gobierno de Nicolás Maduro a aceptar ayuda humanitaria y expresa su profunda preocupación por las graves violaciones a los derechos humanos en el país.

La resolución fue adoptada por 23 votos en favor, siete en contra y 17 abstenciones. Cuba –junto a Venezuela– fue el único país americano que votó en contra de la resolución en el organismo intergubernamental de la ONU, integrado por 47 estados.

La resolución expresa la más profunda preocupación del organismo por las graves violaciones a los derechos humanos en un contexto de crisis política, económica, social y humanitaria.

Según la ONU, 2.3 millones de personas han abandonado Venezuela desde 2014.

La resolución fue aprobada justo un día después de que seis países americanos (Argentina, Canadá, Chile, Colombia, Paraguay y Perú) oficializaron en Nueva York una petición a la Corte Penal Internacional (CPI) para que investigue a Venezuela por crímenes de lesa humanidad cometidos desde 2014. Canadá se sumó a la iniciativa, pese a que dicho tribunal fue descalificado por Estados Unidos al considerarlo ilegítimo y sin autoridad.

En su resolución, el organismo llamó al gobierno de Venezuela a aceptar asistencia humanitaria para enfrentar la escasez de alimentos, medicinas y suministros médicos, el aumento de la malnutrición, especialmente entre los niños, y el brote de enfermedades que habían sido erradicadas o controladas en Sudamérica.

La resolución fue impulsada por 11 de los países miembros del Grupo de Lima, que nació el año pasado para presionar a Maduro ante la falta de resultados en la Organización de los Estados Americanos.

Pide además a la Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, que prepare un informe escrito sobre la situación en Venezuela para que lo presente ante el consejo en su 41 periodo de sesiones.

Al cierre de esta edición no se conocía respuesta de Venezuela al texto.

La resolución marca un punto de inflexión para el pueblo venezolano, poniendo el foco en la crisis humanitaria y de derechos humanos en el país, manifestó el director de Human Rights Watch, John Fisher, quien aseguró que permitirá presionar al gobierno de Maduro para que afronte la crisis de la que es responsable.

Pese al argumento de que los patrocinadores necesitaron descafeinar la resolución para ganar mayoría en un consejo poblado por numerosas no-democracias cercanas a Caracas, el resultado es un texto embarazoso que tapa abusos manifiestos del régimen de Maduro, manifestó Hillel Neuer, director ejecutivo de UN Watch, organismo que observa a la ONU.

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, dijo que Venezuela tiene un gobierno que no respeta ni la libertad ni los derechos humanos.

Maduro se reúne con Rohani y Lavrov

En ese contexto, Maduro se reunió con el presidente de Irán, Hassan Rohani, y con el canciller de Rusia, Serguei Lavrov, el pasado miércoles, al margen de la Asamblea General de la ONU.

Tanto Rusia como Irán han condenado enérgicamente las explosiones provocadas por dos drones durante un desfile militar en Caracas el 4 de agosto pasado, que Maduro asegura tenía como objetivo atentar contra su vida.

Venezuela e Irán han sido blancos de agresiones y sanciones unilaterales por el gobierno de Estados Unidos, hecho que ambas naciones han rechazado en reiteradas oportunidades haciendo un llamado al respeto por la autodeterminación de los pueblos venezolano e iraní, señaló la cancillería del país sudamericano en un comunicado.

Ambos presidentes conversaron sobre petróleo, geopolítica y cooperación entre ambas naciones para afianzar las alianzas estratégicas, agregó la cancillería.

Lavrov trajo muestras de amistad y solidaridad del presidente, Vladimir Putin para afianzar los lazos y objetivos comunes de ambas naciones, tuiteó Maduro tras el encuentro.

A su vez, la embajadora estadunidense ante la ONU, Nikki Haley participó en una manifestación contra el gobierno de Maduro.

Información La Jornada.

Shortlink: