Advierte AMLO que no habrá negociación en materia de austeridad

Andrés Manuel López Obrador ofreció que no gastará más de lo que ingrese a la hacienda pública. Foto: La Jornada.

Andrés Manuel López Obrador ofreció que no gastará más de lo que ingrese a la hacienda pública. Foto: La Jornada.

Los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) fueron designados por las cúpulas de los partidos y traficantes de influencias, en el viejo régimen que ahí está y vamos a padecer, pero la vida pública se purificará sin contemplaciones, sostuvo el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien confirmó que acatará las equivocadas decisiones en los casos de los altos salarios y de los comicios en Puebla.

Ayer el mandatario señaló que se aceptará el acuerdo de la SCJN de congelar la Ley de Remuneraciones de los Servidores Públicos, y del TEPJF de ratificar el triunfo del PAN en Puebla, pero enseguida acotó que fue cuidadoso en la integración de la terna para un ministro, porque ya no queremos gente en los cargos que no tengan principios, que no tenga ideales, que sea deshonesta.

De manera paralela a la conferencia de prensa de jueces y magistrados, insistió en que los salarios en el Poder Judicial son ofensivos, una arbitrariedad, los más altos del mundo, un exceso, un abuso, y aclaró que en este tema la Cámara de Diputados tendrá la última decisión. Rechazó cualquier negociación con el Poder Judicial. No vamos a entrar en enjuagues, dijo.

Informó que invitará a colaborar con él al ex candidato de Morena Miguel Barbosa, y que no se reunirá con la gobernadora electa y esposa de Rafael Moreno Valle, Martha Érika Alonso, ni visitará la entidad, por prudencia política.

Añadió: Lo dije con toda claridad, porque ya también basta de los formalismos hipócritas, creo que fue una decisión equivocada, antidemocrática.

Lamentó la votación de los magistrados de “un tribunal que, por cierto, se integró en lo que yo llamo –y cada vez se da conocer, espero más– el viejo régimen, con las prácticas que se llevaban a cabo”.

Sostuvo que el tribunal se conformó a partir de los acuerdos entre los dirigentes de los partidos. “Se ponían de acuerdo en el Congreso, la típica maniobra antidemocrática de respetar la Constitución y las leyes en la forma, para violarla en el fondo. Hacían una faramalla de convocar a posibles magistrados.

“Iban muchos, hasta de buena fe, a entregar su currículum, 100, 200, 300 y como son sueldos de 300 mil, 400 mil, 500 mil pesos mensuales, más otras cosas, se acumulaban muchos expedientes. Y, luego, en un buen restaurante, con una buena comida, con buenos vinos, se sentaban los jefes de los partidos. Ahí se dividían los cargos, ‘tres para ti, tres para mí’ y uno para los minoritarios. Descalificaban a todos (los candidatos). Venía la votación, la línea, y salía exacto”.

Informó que en su gobierno se desterrarán esas prácticas antidemocráticas que, reprochó, también ocurrieron en los nombramientos en la Corte.

Ya no más que un político famoso, que no puedo mencionar, los proponía, y el Senado los aprobaba. Hasta abogados de estos traficantes de influencias tenían autoridades en el Poder Judicial, les debían los favores, sostuvo.

En el caso de Miguel Barbosa, dijo que se trata de un político destacado, aunque todavía no está claro en qué cargo será incorporado.

Todavía no terminamos de integrar todo el equipo, que sea gente honesta, es la condición fundamental. Ya ven que otros, no todos desde luego, son hasta doctores y estudian en universidades del extranjero y van allá a aprender malas mañas.

Información La Jornada.

Shortlink: