AMLO: el cambio será pacífico, ordenado y profundo

Andrés Manuel López Obrador, durante su participación en el primer foro de pacificación, realizado en la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, Chihuahua. Foto: Afp / Herida Martínez.

El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, afirmó que el triunfo de Morena fue tan contundente, que México vive un momento estelar, pero acotó: Todavía no hay victoria final; la habrá cuando no haya corrupción, violencia y se logre la reconciliación nacional. Falta demostrar que se puede gobernar con el pueblo.

En su participación durante el quinto congreso nacional extraordinario de su partido, afirmó que la transformación del país será pacífica, pero profunda; ordenada, pero radical. Vamos a arrancar de raíz el régimen de corrupción y privilegios, aseguró.

López Obrador invitó a sus simpatizantes a iniciar, el primero de diciembre en el Zócalo capitalino, la construcción de un nuevo país. pidió a los legisladores ponerse cera en los oídos, no escuchar el canto de las sirenas, mientras a dirigentes y militantes exigió no caer en las prácticas de otros partidos. No encaramarnos en los cargos públicos. Que no haya influyentismo, corrupción, amiguismo, sectarismo, nepotismo, ninguna de esas lacras de la política.

Resaltó que el cambio será a fondo, para no repetir el escenario de 2000 con Vicente Fox.

“No vamos a actuar, que quede claro, como dirigentes que al llegar al poder se traicionan a sí mismos y traicionan a sus seguidores. En 2000 se apostó a la alternancia y todo terminó en una farsa dañina, porque en vez de cambiar al régimen se le restauró con la simulación que significó el Prian para causar mayores estragos durante los pasados tres sexenios”, expuso.

No es más de lo mismo

El político tabasqueño indicó que se ejecutará el mandato de los ciudadanos. No es más de lo mismo, no es simulación, no es gatopardismo. Transformar no es ejecutar el violín o dar el violín, instrumento que se toma con la izquierda y se toca con la derecha, declaró.

Ante los delegados que se congregaron en el campo de beisbol del deportivo Reynosa, en Azcapotzalco, evaluó que el primero de julio el país recibió una lección de democracia política.

“El triunfo ha sido sorprendente y aleccionador. Se impuso el ideal básico, pero certero, no lo complejo, lo rebuscado. Se hizo valer el sentido común y el juicio práctico. De manera sencilla se demostró la madurez cívica del pueblo. ¡Es un ‘tengan para que aprendan’!”, dijo.

Para López Obrador el triunfo en la elección parece un sueño, pero obviamente es una bella realidad, y dijo que si había desconfianza y escepticismo, no fue por invención o fantasía, sino por la historia de fraudes electorales.

“Se fue arraigando el criterio de que sólo se podía transformar por la vía armada, que no había otro camino. Esta versión se afianzó con la propaganda difundida por los hombres del régimen que sostenían aquello de que ‘a tiros llegamos y sólo a tiros nos iremos’, percepción de la que había un menosprecio a la sabiduría popular y la fuerza de la participación consciente y organizada de los ciudadanos”, agregó.

Recordó que durante la campaña por la Presidencia definió que el proceso de lucha tenía dos etapas, y que una vez lograda la primera, ahora falta lo importante, demostrar que sí es posible gobernar con el pueblo, con respeto a las libertades y garantizar a todos el derecho a vivir con bienestar y a ser felices.

Consideró que si bien el triunfo trascendió fronteras y México pasa por un momento de admiración y respeto,estamos conscientes que esto apenas comienza; como se dice en el beisbol, esto no se acaba hasta que se acaba.

Anticipó que el gobierno surgido de Morena se enfocará en establecer un auténtico estado democrático de derecho, acabar con la corrupción y la impunidad, combatir la desigualdad y la pobreza, y fortalecer valores culturales, morales y espirituales.

Sostuvo que no se perderá el impulso logrado el primero de julio y, además de integrar los equipos de trabajo, se han definido reglas y elaborado proyectos prioritarios. Entre otros, mencionó las becas para adultos mayores, estudiantes y personas con discapacidad; empleo para 2.3 millones de jóvenes; la siembra de un millón de hectáreas de árboles frutales y maderables; la entrega de una canasta básica; apoyo a productores de campo; atención inmediata a los damnificados por los sismos; la construcción del Tren Maya, y el desarrollo del Istmo de Tehuantepec.

Reiteró que a la mitad del sexenio México dejará de comprar gasolina al extranjero; prometió el rescate de la industria eléctrica, que no habrágasolinazos ni aumentarán los impuestos en términos reales.

Abordó además el tema del nuevo aeropuerto: ya iniciamos el proceso de consulta para construirlo donde lo decida el pueblo y mejor convenga al interés nacional. Les pido su apoyo, que con mucha objetividad e imparcialidad se den a conocer las dos opciones, que se estudien y analicen, y los ciudadanos decidan libremente.

Nuevamente agradeció a los luchadores sociales, intelectuales, periodistas y escritores que pugnaron por un cambio, pero resaltó comofundamental en la lucha a los jóvenes del 68 y los movimientos sociales y políticos integrados por campesinos, obreros, estudiantes, maestros, ferrocarrileros y defensores de derechos humanos y otras causas.

Tras concluir los mensajes inaugurales del encuentro, la reunión continuó a puerta cerrada, luego de pedir a los representantes de los medios de comunicación que dejaran el campo de beisbol, el cual se cercó para controlar el acceso sólo a los consejeros.

Información La Jornada.

Shortlink: