Ángeles González Gamio perfila siete siglos de historia de la capital mexicana

gonzalez gamio

Ciudad de México. Hablar de las crónicas sobre la Ciudad de México que desde hace 25 años escribe Ángeles González Gamio en el periódico La Jornada, ahora reunidas en tres libros, es referirse a siete siglos de historia de la capital, que desde su fundación ha visto pasar el tiempo prehispánico, colonial y moderno, dijo el arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma en la presentación de esa trilogía editorial, el domingo pasado en la sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes.

Los libros son La ciudad que me habita: crónicas amorosas de la Ciudad de México, con prólogo de Miguel León-Portilla; Tesoros y secretos de la Ciudad de México y algunas más, con prólogo de Matos Moctezuma, y Corazón de piedra: crónicas gozosas de la Ciudad de México, con la presentación de Cristina Pacheco, publicados por Editorial Porrúa, que suman más de 650 páginas, testigos de lugares y aconteceres de la ciudad.

Por las calles y plazas de la gran Ciudad de México

Crónicas gozosas, publicado originalmente en 2006, contiene 111 relatos. Los otros dos tomos, Crónicas amorosas y Corazón de piedra fueron publicados 10 años después, en 2016, incluyen 66 escritos y 91 relatos, respectivamente, explicó Eduardo Matos Moctezuma.

Ángeles es ejemplo de generosidad y entrega y, más aún, de conocimiento. Sus escritos nos llevan por las calles y plazas de la gran ciudad; penetra en el pasado que los arqueólogos rescatamos de las entrañas de la misma, y es tanta su pasión por la urbe que busca en los intersticios de los muros y siempre encuentra fragmentos de historia para contarnos los pormenores de éste o aquel acontecimiento. De pluma ágil y saber profundo, no se detiene ante nada para lograr su objetivo, apuntó el arqueólogo.

Durante la celebración de los 25 años dedicados por González Gamio a la labor de cronicar el Centro Histórico y poblaciones cercanas a la urbe, los también escritores y cronistas Vicente Quirarte y Héctor de Mauleón, entre diversas anécdotas, destacaronel amoroso trabajo realizado por la autora, que permite apreciar las aceleradas transformaciones de la capital.

Información La Jornada.

Shortlink: