Beyoncé y Jay-Z contribuyeron a que el Louvre fuera el museo más visitado del mundo en 2018

Capturas de pantalla del videoclip de Apeshit, que grabó la pareja entre las obras maestras que aloja el recinto.

Capturas de pantalla del videoclip de Apeshit, que grabó la pareja entre las obras maestras que aloja el recinto.

El Museo del Louvre alcanzó el récord de 10 millones de visitas el año pasado, 25 por ciento más que en 2017, con lo que superó a cualquier otro sitio de ese tipo en el mundo, informó el recinto este jueves.

También anunció que el primer sábado de cada mes, a partir de este 5 de enero, se realizará una noche gratuita. Diseñadas como un acto festivo y popular; estas visitas nocturnas tienen como objetivo animar a los nuevos visitantes a descubrir las obras y el Palacio del Louvre en un contexto privilegiado.

Según el diario francés Le Nouvel Observateur, Jean-Luc Martinez, director del Louvre, sostuvo que hay personas que temen no entender el museo. Esta noche va a satisfacer esta necesidad con explicaciones, comentarios, espectáculos, conciertos. Tiene como propósito retener a este público que se siente perdido; lo gratuito no es suficiente, se necesita apoyo.

En cuanto al incremento de visitantes, el curador dijo a la Afp que se debe a la reactivación del turismo en París, luego de una caída de 30 por ciento en los años recientes debido a los atentados, y a los trabajos realizados en el recinto, que aumentaron su capacidad de acogida.

Martinez también señaló que el aumento se debió a la pareja de cantantes estadunidenses Beyoncé y Jay-Z, quienes filmaron su videoclip Apeshit entre las obras maestras del museo parisino (La Jornada, 4/7/18). El video ha sido visto 147 millones de veces en YouTube.

Sin embargo, la versión del rotativo Huffington Post en Francia, reportó que el ex ministro de Cultura Frédéric Mitterrand se dijo orgulloso y preocupado por el espectacular aumento en la asistencia.

Expresó reservas sobre el tema, pues si bien el Louvre superó por 3 millones al Museo Británico y recibió el doble de visitantes que El Prado, en Madrid: sigue siendo preocupante, y la cantidad no significa calidad. Con los grandes museos como éste, no se trata sólo de visitantes, porque en este caso está la esencia del mensaje cultural que se pierde.

Diversificación de las fuentes de ingresos

En junio pasado, un diario español publicó un artículo sobre el video rodado por Beyoncé y Jay-Z en el Louvre, al que definió como nuevo ejemplo de la tendencia creciente a la máxima rentabilización de los centros de arte.

Sólo la mitad de su presupuesto procede de las arcas públicas, lo que le obliga a diversificar sus fuentes de ingresos, que ya no pueden depender exclusivamente de la taquilla. Entre otras cosas, porque nadie está a salvo de un mal año: tras los atentados de 2015, el museo perdió 13 por ciento de sus visitantes, al ser especialmente dependiente del turismo (70 por ciento son extranjeros).

Las labores en el recinto costaron unos 60 millones de euros y fueron financiados parcialmente por dinero recibido gracias a un acuerdo alcanzado con el Louvre Abu Dhabi, que fue inaugurado hace más de un año.

Según datos del museo, el récord de visitantes anterior de 9.7 millones de personas, ocurrió en 2012, cuando se inauguró el Departamento de Arte Islámico y se presentaron exposiciones sobre los artistas italianos Leonardo da Vinci y Rafael.

Esa fuente expresó que el año pasado aumentó el número de visitantes extranjeros, principalmente de Estados Unidos (1.5 millones), China (cerca de un millón), países de la Unión Europea (sobre todo España, Alemania, Italia y el Reino Unido) y Brasil, que son casi tres cuartos del número total de visitantes.

El Louvre atrajo en ese periodo más de 2.5 millones de visitantes franceses, un aumento considerable en comparación con 2017.

La pinacoteca informó que la retrospectiva histórica Delacroix (1798–1863), de marzo a julio de 2018, recibió casi 540 mil visitantes, lo que la convirtió en la exposición más exitosa jamás realizada en el Louvre.

Para este año, el museo tendrá dos magnas conmemoraciones: el trigésimo aniversario de la Pirámide de vidrio situada en su patio central y una retrospectiva inédita de Leonardo da Vinci por el quinto centenario de la muerte del pintor italiano en Francia.

El Louvre es muy popular entre los usuarios de Internet en el mundo. En Facebook e Instagram cuenta con 2.7 y 2.4 millones de suscriptores; además, tiene 1.4 millones de seguidores en Twitter. En total, casi 7 millones de personas siguen una de las 15 cuentas de redes sociales del recinto.

Información La Jornada.

Shortlink: