Buscan alternativas para controlar la proliferación de sargazo en QR

sargazo

Turistas observan la recolección de sargazo en una de las playas de Quintana Roo. Las causas y repercusiones de la proliferación de esta alga se siguen estudiando, y también se buscan alternativas para aminorar su impacto en varios rubros.

Playa del Carmen, QR. El arribo masivo de sargazo a los litorales de Quintana Roo, uno de los principales polos turísticos de México, mantiene preocupados a turistas, investigadores, autoridades, empresarios y habitantes, pues genera contaminación visual, emisiones de gases, reproducción de insectos y mal olor.

Como no se han desarrollado alternativas para controlar su propagación, utilizarla como fertilizante, composta o forraje (es un alga rica en minerales y otros nutrientes), se recoge en playas y barcazas y se entierra.

Gobiernos, hoteleros y organizaciones no gubernamentales de México y otros países afectados en el Caribe acordaron estrategias para enfrentar este problema, que ocurre principalmente en verano, y elaborar materiales informativos dirigidos a prestadores de servicios y a la población en general.

Las manchas de sargazo están dispersas a lo largo de todo el mar Caribe. Con imágenes satelitales, expertos elaboran pronósticos sobre la cantidad esperada de algas. Según el sitio seas-forecast.com hay nubes de sargazo visibles que el viento empuja hacia el continente. Su ciclo se inicia en el Mar de los Sargazos, cerca de las Bermudas. La alta presión de las islas Azores, al centro del océano Atlántico, hace que se despeguen grandes porciones del algas que las corrientes llevan hacia América.

Las plantas van recalando en Puerto Rico, República Dominicana, Haití y Cuba, entre otras islas y siguen hacia el Golfo de México, pero antes deben pasar por el estrecho de la Península de Yucatán.

Toneladas del algas llegan también al norte de México, el sur de Texas y a Florida.

El sistema de alerta temprana para el sargazo (SEAS, por sus siglas en inglés) hace proyecciones sobre el arribo del alga en cada temporada, con imágenes satelitales proporcionadas por la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA).

En busca de nutrientes

En entrevista, la especialista Nancy Cabanillas explica que el sargazo se desarrolla en las costas de Quintana Roo porque éstas les ofrecen las condiciones propicias para ello, debido en parte a un fenómeno conocido como eutrofización, es decir, la acumulación de nutrientes orgánicos en el litoral a causa del mal manejo de los residuos orgánicos provenientes de hoteles y restaurantes, y por el mal funcionamiento de plantas de tratamiento de aguas.

La investigadora del Consejo Estatal de Ciencia y Tecnología de Jalisco, adscrita al Colegio de la Frontera Sur, investiga desde 2015 la estructura trófica (cadena alimentaria) del erizo de mar.

Nancy Cabanillas afirmó que hasta hace algunos años los niveles de sargazo eran hasta cierto punto normales, pero en 2015 se detectó la primera arribazón de dos especies distintas, Sargassum fluitans Sargassum natans, atípicas y masivas.

Esta invasión ya cobró sus primeras víctimas entre la fauna marina en las costas de Mahahual, donde incrementa la mortandad de las langostas.

Anselmo Leal May, presidente de la Cooperativa Pesquera Langosteros del Caribe, explicó que el sargazo debilita y mata a las langostas. ‘‘Tenemos que ir mar adentro para sacar langosta, porque donde hay sargazo se muere’’. Agregó que sus planes de comercializar el crustáceo en Japón están en peligro a causa de la proliferación de la alga.

Alfredo Arellano Guillermo, titular de la Secretaría de Ecología y Medio Ambiente (Sema) estatal, refirió que en este año se ha registrado la mayor llegada de sargazo, la cual se extenderá hasta septiembre y podría repetirse cada año.

Advirtió que no existe seguridad sobre el comportamiento del alga. Habrá ‘‘unos años con mayor volumen y otros con menos, pero por el aporte de nutrientes, el aumento de la temperatura del océano y el cambio de dirección de las corrientes y los vientos, todo indica que seguirá siendo un problema’’.

Indicó que en los municipios de Othón P. Blanco (Chetumal), Tulum, Solidaridad, Cozumel, Puerto Morelos, Benito Juárez e Isla Mujeres se han recolectado cerca de 100 mil metros cúbicos de sargazo, con la colaboración de autoridades estatales, municipales y el sector privado.

La Federación ha aportado en un mes 62 millones de pesos de fondos de emergencia para paliar la situación, y los municipios han colaborado con trabajo. Asimismo, se contrató mano de obra y maquinaria con empresas privadas.

El gobierno estatal planea solicitar una segunda declaratoria de emergencia para obtener más recursos. Arellano Guillermo, titular de la Sema, calcula que ‘‘lo ideal’’ para atender la contingencia en los próximos tres meses serían alrededor de 250 millones de pesos.

Adelantó que la próxima semana se anunciaría la adquisición de una barcaza para recoger algas y que ya se utilizan equipos de bombeo para succionarlas en el mar.

Dijo que ya se trabaja con catamaranes (embarcaciones de dos cascos paralelos) para extraer la talofita, y que en Puerto Morelos y zonas aledañas hay un par de programas que sacan el alga del mar y la depositan en la playa.

La declaratoria de contingencia para recibir recursos del Fondo Nacional de Desastres (Fonden) se renovará cada mes mientras continúe el recale de sargazo en las costas de Quintana Roo; es decir, cada inicio de mes se liberarán 62.5 millones de pesos, dio a conocer la secretaria estatal de Turismo, Marisol Vanegas Pérez.

Adelantó que ya se presentó una solicitud para acceder a más recursos por medio del Fondo para la Prevención de Desastres Naturales (Fopreden), que estará abierto hasta noviembre para obtener recursos del siguiente año.

Marisol Vanegas destacó que en al menos 5 por ciento de los 800 kilómetros de playa que tiene Quintana Roo hay sargazo y se puede prever adónde llegará. Agregó que ya se contrató a siete empresas, las cuales cuentan con 350 trabajadores para la limpieza de las playas”.

La funcionaria recordó que los recursos del Fonden son para playas no concesionadas o públicas y que el municipio realiza estos trabajos con fondos de la Zofemat (zona federal marítima-terrestre).

Vanegas negó que las publicaciones en redes sociales afecten la imagen de la entidad. ‘‘No tenemos viralización de quejas. Cada año llegan alrededor de 3 millones de turistas y los posibles señalamientos son insignificantes.

‘‘Si en este momento alguien quisiera una reservación en Quintana Roo, no hay. Estamos llenos. No hay sargazo después de agosto. Su temporada es de junio a agosto, pero aprovecharemos los recursos del Fopreden.’’

Pese a lo declarado por la titular de Turismo, el presidente de la Asociación de Hoteles de Cancún y Puerto Morelos, Roberto Cintrón Gómez, sostuvo que ‘‘ha habido salidas anticipadas (acortamiento de estancias) y cancelaciones de bodas. Si bien la próxima temporada de verano no está en peligro por el sargazo, sí se están presentando cancelaciones y salidas previas debido al problema ambiental en las playas’’.

Además, después del verano ‘‘hay incertidumbre sobre las temporadas venideras, hasta diciembre. Las reservaciones están entrando muy lentamente’’.

Beneficios inesperados

La presencia de sargazo ha beneficiado al ecoturismo, que ofrece visitas a cenotes, paseos en cuatrimoto, visitas a parques temáticos y sitios arqueológicos. Cinco de cada 10 visitantes durante el verano opta por estas actividades debido a la presencia del alga en las playas.

Héctor Tamayo Sánchez, titular de Turismo de Puerto Morelos, y Carlos Marín Morales, director y fundador de Alltournative –la principal operadora de turismo sustentable en México–, señalaron que durante la presente temporada alta muchos visitantes están contratando visitas a las selvas.

Además, lo que para muchos hoteleros y prestadores de servicios turísticos en el norte de Quintana Roo es un problema, para más de 450 personas es la oportunidad de recibir un ingreso limpiando las playas y la costa.

El recale del sargazo ha obligado a los tres niveles de gobierno a tomar medidas emergentes para no afectar la temporada. Una de ellas es la contratación de personal por medio del Programa de Empleo Temporal.

El apoyo económico consiste en jornales equivalentes a 99 por ciento de un salario mínimo general diario vigente. El programa va dirigido a mujeres y hombres de 16 años de edad en adelante que vean afectado su patrimonio o ingreso.

Información La Jornada.

Shortlink: