Cataluña fue alertada en mayo sobre un ataque en La Rambla

barcelona

Madrid. El pasado 25 de mayo se recibió una alerta en la que se advertía de un atentado inminente en La Rambla de Barcelona. Se trataba de una comunicación cifrada que fue remitida al Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado, que depende del Ministerio español del Interior. La información se contrastó con otras centrales de información y se decidió no darle credibilidad, explicaron este jueves en rueda de prensa Joaquim Forn, consejero del Interior del gobierno catalán, y Josep Lluís Trapero, mayor de Los Mossos d’Esquadra.

Según publicó este jueves El Periódico de Cataluña, el gobierno catalán y los servicios de inteligencia del Estado español fueron advertidos el 25 de mayo de que se preparaba un atentado contra Barcelona, en concreto en la calle de La Rambla, precisamente donde el 18 de agosto se perpetró un ataque en el que murieron 15 personas y más de un centenar resultaron heridas.

La supuesta alerta, atribuida a los servicios de inteligencia estadunidenses, advertía: Información no corroborada de veracidad desconocida de finales de mayo de 2017 indicaba que el Estado Islámico de Irak y Ash-Sham estaba planeando ataques terroristas no especificados durante el verano contra emplazamientos turísticos muy concurridos en Barcelona, España, específicamente en La Rambla.

La información del diario, según el gobierno catalán, no es del todo cierta, toda vez que el rotativo cita una supuesta alerta procedente directamente de la CIA –el servicio de espionaje de Estados Unidos– y además publica una nota que al parecer, y según los primeros análisis, es apócrifa. Sin embargo, el gobierno catalán sí reconoció que recibieron una alerta como tantas otras que nos llegan, explicó Trapero, quien añadió que esa información fue cotejada y analizada por los servicios de inteligencia españoles y que se decidió que no tenían la suficiente credibilidad. De hecho, aseguró que según las investigaciones abiertas y las pruebas encontradas tras el doble atentado de Cataluña, esa advertencia no tiene relación con los atentados ni con los miembros de la célula yihadista que perpetraron la masacre.

A juicio de Forn, es sospechoso que la información confidencial aparezca en diarios con intencionalidad política. Se está jugando con información a medias de un modo que no nos gusta. Estamos dolidos por esa irresponsabilidad.

La misma tesis defendió el presidente del gobierno catalán, Carles Puigdemont, quien aseguró que desde el primer momento algunos han querido poner a Los Mossos en el punto de mira, cuando han demostrado ser capaces de responder de manera correcta ante una crisis tan compleja como ésta.

Información La Jornada.

Shortlink: