CIDH descarta conflicto de interés de Álvarez Icaza en caso Ayotzinapa

James Cavallaro, relator para México y primer vicepresidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos Foto: CIDH.

James Cavallaro, relator para México y primer vicepresidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos Foto: CIDH.

James Cavallaro, relator para México y primer vicepresidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), descartó conflicto de interés por parte del secretario ejecutivo del organismo, el mexicano Emilio Álvarez Icaza, en el caso Ayotzinapa.

En entrevista con Grupo Imagen Multimedia, expuso que hay informaciones incorrectas que se han manejado sobre el tema, de voces que demandan la salida del secretario ejecutivo en el caso de la investigación de los 43 normalistas desaparecidos.

“Ha habido un manejo de informaciones incorrectas en lo que se refiere a la participación del secretario ejecutivo nuestro, Emilio Álvarez Icaza, en este asunto.

“El reglamento de la Comisión es muy claro en el sentido de que nacionales, cuando son comisionados, no podemos participar en los asuntos de nuestros propios países. Yo soy estadunidense, no represento al Estado en la comisión, soy experto independiente en la Comisión Interamericana; sin embargo, por reglamento, por ser comisionado, yo no trabajo, no participo en las negociaciones, en los debates, sobre casos y situaciones en los Estados Unidos.

“Esa regla no se le aplica al secretario ejecutivo porque la función del secretario ejecutivo es ejecutar; las decisiones las tomamos los comisionados. En los casos, por ejemplo, si determinamos la responsabilidad del Estado, quien vota o los que votamos somos los comisionados, no vota el secretario ejecutivo.

“Si vamos a visitar México o no, decidimos los comisionados, no el secretario ejecutivo. Su trabajo es de implementar las determinaciones de la Comisión, que tiene siete miembros y los siete miembros sí tenemos esa norma, impidiendo que trabajemos en nuestros propios países, pero no le aplica y nunca se le ha aplicado esa norma al secretario ejecutivo.

“Está en el reglamento, está en el internet, el artículo 17-2A. Mucha gente habla y dice cosas sin los hechos. Los hechos son muy claros, la regla está en el reglamento nuestro: Dice que los comisionados no podemos participar en asuntos de nuestro países, pero no habla del secretario ejecutivo.”

“También hay otra norma que si uno ha trabajado en un caso puede haber la limitación, la necesidad de recusarse, pero como don Emilio solo ha trabajado, por así decirlo es este caso, a través de la Comisión Interamericana, no se le aplica esa norma cuando se trata de Ayotzinapa, el caso que surgió el año pasado; don Emilio estaba ya de secretario ejecutivo, implementando las decisiones de la Comisión, de los siete comisionados.”

Al referirse a la situación de los derechos humanos en México, expuso que “todos reconocen que hay violaciones serias a los derechos humanos en México. Te hablo de los casos más conocidos como es el de Ayotzinapa, Apatzingán, Tlatlaya, Tanhuato. Hay reconocimiento por parte de las autoridades del Estado de que hay situaciones serias que hay que trabajarlas; hay que diseñar programas.”

“No hay duda sobre la seriedad de las violaciones que existen, que estamos hablando de desapariciones forzadas o ejecuciones extrajudiciales, la tortura, la situación que viven los periodistas, y los defensores y las defensoras de derechos humanos. La cuestión es cómo se van a enfrentar los desafíos”.

Hizo alusión a la participación de la CIDH en los casos los casos anteriormente descritos y reconoció la apertura de las autoridades mexicanas a evaluar estos temas.

“Valoramos la invitación del Estado mexicano para poder venir y hacer esa visita in loco (en el sitio). Es el pleno de la Comisión que está en el país. Es la primera vez en casi 20 años, desde ’96, que la Comisión efectúa este tipo de visitas, in loco. Reconocemos y valoramos esta disposición por parte del Estado mexicano y las distintas autoridades.

“Se nota que el Estado reconoce la importancia de las instancias internacionales, de los derechos humanos, como es el caso de la Comisión Interamericana.”

Aseguró que en esta visita “estamos hablando con distintas autoridades, reuniéndonos con la sociedad civil”, para trabajar en favor de que los derechos humanos sean respetados en México.

“El hecho de la cooperación entre el Estado y el grupo que designamos a través de una medida cautelar de por sí es un hecho muy importante que muestra la voluntad del Estado a buscar soluciones más allá de lo que está pasando en la localidad y con la investigación federal.”

Dijo que el informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) sobre el caso Ayotzinapa “es un informe muy bien hecho”.

“Todos reconocen que el informes es muy detallado, muy bien hecho, muy profesional, y en eso cito a las propias autoridades federales. Lo que va a pasar ahora es muy importante: va a seguir ese grupo; va a tener las condiciones necesarias para llegar no solo a las conclusiones que ha llegado sobre lo que está incorrecto en la investigación inicial, sino va a poder decir qué realmente pasó, cómo fue, qué pasó con esos chicos, los 43 (normalistas), y va a tener esas condiciones y va a poder seguir las responsabilidades todas, y no solo de los que habrán efectuado de los homicidios y las desapariciones.”

Sobre la creación de la Fiscalía Especial para Desapariciones Forzadas anunciada por el presidente Enrique Peña Nieto el jueves pasado, sostuvo:

“Esa iniciativa y otras creemos importantes; demuestran que el gobierno reconoce la magnitud y la gravedad de la situación. Valoramos esas iniciativas. Reconocemos que es un paso adelante.”

Fuente: Excélsior.

Shortlink: