Comenzó proceso de expulsión en el PAN: Gil Zuarth

El senador del PAN, Ernesto Cordero tomó protesta el pasado 31 de agosto como nuevo presidente de la Mesa Directiva en el Senado. Foto: Archivo/Cuartoscuro.

El senador del PAN, Ernesto Cordero tomó protesta el pasado 31 de agosto como nuevo presidente de la Mesa Directiva en el Senado. Foto: Archivo/Cuartoscuro.

Enmedio de la división del PAN, donde los senadores que apoyaron el nombramiento de Ernesto Cordero como presidente de la mesa directiva consideran que ya comenzó el proceso de expulsión, esta tarde la Comisión Permanente del blanquiazul se reunirá y se prevé la asistencia del ex presidente Felipe Calderón, y la aspirante a la candidatura a la presidencia de la República, Margarita Zavala.

En declaraciones en radio, los panistas Roberto Gil y Jorge Luis Lavalle señalaron que no están de acuerdo con el pase automático del titular de la PGR, Raúl Cervantes, a fiscal general y que la polémica en la materia es una “cortina de humo” de. presidente del partido, Ricardo Anaya.

Gil sostuvo que prácticamente ya comenzó el proceso de expulsión, mientras que Lavalle y Salvador Vega advirtieron que si se les expulsa del blanquiazul acudirán a tribunales.

Ayer Zavala pidió la renuncia del líder nacional del PAN. Dijo que es factor de división y que el problema del nombramiento del Senado se debió a la falta de liderazgo de Anaya, a quien, sin embargo, respaldaron ayer los 32 presidentes estatales del blanquiazul.

En principio la sesión de la Comisión Permanente fue convocada para evaluar el Frente Amplio Opositor, pero se prevé que hoy se ventilen las diferencias entre los panistas. Durante la anterior sesión de esta comisión partidista se dio luz verde al rechazo del pase automático de Cervantes a la fiscalía general.

En esa ocasión Ricardo Anaya advirtió que se venía una campaña en su contra por la posición del PAN ante el caso del fiscal.

Días después el líder nacional sostuvo que la publicación en un medio de comunicación del incremento de propiedades de su familia, era una campaña orquestada por el gobierno.

Postura del grupo de senadores que postuló a Ernesto Cordero:

1. Es falso que tal decisión obedeciera a una transacción o acuerdo para aprobar el pase directo del actual Procurador, Raúl Cervantes, a la Fiscalía General de la República. Nuestra posición es absolutamente clara en el tema: votaremos en contra de la minuta de la Cámara de Diputados que pone en antesala la conversión de la actual procuraduría. La “minuta Anaya” es deficiente y disfuncional. Significa un retroceso para el fortalecimiento de la procuración de justicia en el país. No avalaremos el error que cometieron los diputados panistas, encabezados por Ricardo Anaya, en la legislatura anterior.

2. Lejos de orquestar una “maniobra a espaldas del partido”, decidimos no ceder al chantaje en la elección de la Mesa Directiva del Senado. En efecto, Ricardo Anaya ordenó a sus senadores que boicotearan la sesión de instalación del Senado, tal y como sigue aconteciendo en la Cámara de Diputados. Junto con 82 senadores de cuatro fuerzas parlamentarias, optamos por dar estabilidad al Senado y permitir que funcione con normalidad. Ricardo Anaya apostó por una crisis constitucional que no tenía remedio visible y que traería consecuencias funestas para el país. Nosotros actuamos con responsabilidad frente a una estrategia que buscaba el colapso de las instituciones para sacar tajada, porque nosotros aprendimos en el PAN que nadie tiene el derecho de mandar al diablo a las instituciones.

3. El supuesto albazo que se fraguaba en el Senado para convertir al Procurador Cervantes en Fiscal General es una cortina de humo que inventó Ricardo Anaya para distraer la atención sobre todo lo que tiene que explicar sobre su patrimonio. Por casi 3 años, desde que Anaya promovió y facilitó la votación del pase directo, en ese entonces en beneficio del Procurador Murillo Karam, ese tema ha permanecido sin dictaminar en la Comisión de Justicia del Senado. Surgió a la opinión pública como un asunto inminente, de forma sorpresiva, justamente cuando Ricardo Anaya se inventó su teoría del complot para escapar del escrutinio público.

 

4. Lo que sucedió en la sesión de instalación es el reflejo crudo de la división que vive Acción Nacional. El problema central de nuestra convivencia es la dualidad, dirigente y candidato, de Ricardo Anaya. En su intento por capturar y apropiarse de todo, desde los promocionales de radio y televisión hasta las candidaturas, de los presupuestos y las presidencias de las cámaras legislativas, ha llevado al partido a una tensión insostenible. Vivimos la mayor crisis interna en la historia reciente del partido. Y sólo hay un responsable: Ricardo Anaya. Por eso exigimos que se separe inmediatamente del partido, antes de que sea demasiado tarde.

5. Enfrentaremos el proceso de expulsión con dignidad y hasta las últimas consecuencias. Exigimos un juicio justo, público, imparcial, en el que se respeten nuestras garantías y derechos. Desconoceremos la autoridad y jurisdicción de los órganos a modo del autócrata dirigente. Iremos hasta el Tribunal Electoral si es necesario. Anaya no decide quién es panista y quién no.

Firman los senadores del Partido Acción Nacional

 Sen. Ernesto Cordero Arroyo

Sen. Roberto Gil Zuarth

Sen. Jorge Luis Lavalle Maury

Sen. Javier Lozano Alarcón

Sen. Salvador Vega Casillas

Fuente: La Jornada.

Shortlink: