Construcción de muro fronterizo “muerde” a Mexicali

Los polines con los que es construido el muro terminan en punta, a diferencia de la placa de acero de otro de los modelos que supervisó ayer el presidente de EU, Donald Trump. Foto: Antonio Heras.

Los polines con los que es construido el muro terminan en punta, a diferencia de la placa de acero de otro de los modelos que supervisó ayer el presidente de EU, Donald Trump. Foto: Antonio Heras.

Mexicali, B.C. El primer contrato de obra de construcción de un muro en la administración Trump “mordió” el área urbana de Mexicali, luego de que la empresa constructora avanzó, en dos semanas, unos 250 metros en lo que será una extensión de 3.6 kilómetros de largo por nueve metros de alto de la valla.

En territorio de California, un estado criticado por Donald Trump por convertirse “en santuario” de migrantes y oponerse a las políticas antiinmigrantes, el presidente de Estados Unidos empezó a “hacer país” con la construcción del “murito” en la frontera Calexico-Mexicali.

Una veintena de trabajadores, prácticamente todos de ascendencia mexicana, laboran en las zanjas de dos metros de profundidad, donde colocan polines de acero de 11 metros, forman el entramado de varillas y el colado de concreto, así como la alineación del muro.

Para ello utilizan montacargas, grúas y se coordinan con un ingeniero anglosajón; éste no habla español, sólo da instrucciones en inglés y por medio de un traductor les dice a quienes se acercan para conocer el muro del lado mexicano, lo siguiente: “a 50 centímetros de la línea”. Por seguridad, justifica su asistente con un perfecto español fronterizo.

Este “murito”, definido así por su extensión y no por su tamaño, es una variante de uno de los ocho prototipos que diseñaron y fabricaron seis empresas constructoras que pretenden obtener el contrato millonario para construir los tres mil kilómetros de muro en la franja fronteriza de Estados Unidos: Caddel, Yates, Fisher, Texas Sterling, KWR y Elta North America.

La diferencia estriba en que los polines terminan en punta, a diferencia de la placa de acero de uno de los modelos que, en conjunto, costaron 20 millones de dólares.

Este 14 de marzo, aniversario 115 del reconocimiento de Mexicali como centro de población, la construcción llegó a su zona urbana, frente a la colonia Fronteriza.

Esta construcción terminará en las nuevas instalaciones de la garita, en el centro de Calexico, y se estima que será entregado en noviembre de 2018, para su inauguración con una ceremonia binacional.

Fuente: La Jornada.

Shortlink: