Crece cifra de menores que delinquen; lo grave, van armados: José Gil García

menores armados

Ciudad de México. En la Ciudad de México aumentó el número de menores de edad que participan en hechos delictivos, aseguró el subsecretario de Información e Inteligencia Policial, de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de la ciudad, José Gil García, quien remarcó que en la mayoría de casos los adolescentes portan armas de fuego.

En conferencia de prensa, citó el caso de dos personas que fueron aprehendidas el año pasado, un menor de 11 años y otro de 13, ambos señalados por participar en robos con armas: uno portaba una calibre 45 y el otro un revólver British Bulldog.

Por su parte, el subsecretario de Operación Policial de la Zona Norte, de la SSP, Édgar Ángeles, se refirió a la detención, ayer, de tres sujetos de 13, 14 y 17 años, a quienes se acusa de haber despojado de su dinero a una transeúnte, a punta de pistola, en calles de la colonia Obrera.

A la pregunta de si se ha incrementado el número de menores que incurren en actos ilícitos, Gil García detalló: Sí, tenemos un alza en ese renglón; hemos hecho más detenciones de menores cometiendo delitos, pero el asunto importante es que a casi todos los detenemos con armas de fuego; es decir, los jóvenes están teniendo acceso a armas de fuego y aquí no hay que equivocarnos: el factor que está generando la violencia son las armas de fuego.

–Se menciona que algunos, al llegar al Ministerio Público, se cambian el nombre, ¿qué información se tiene al respecto?

–Sí, así es, los delincuentes en la Ciudad de México ya encontraron una de las debilidades del nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio, que es precisamente que la policía no puede hacer consultas en tiempo real sobre antecedentes penales ni tampoco podemos tomarles una foto para confrontarla con otras detenciones.

“Debido a eso –dijo–, al cambiarse el nombre el imputado, simple y sencillamente no recibe una sanción por las autoridades ministeriales, porque no hay antecedentes de que haya delinquido anteriormente. Podemos detener 16 veces a una persona en las 16 delegaciones y si se cambia el nombre no habrá una sanción para él. Esa es una debilidad del sistema de justicia penal”.

Información La Jornada.

Shortlink: