Dejan al próximo gobierno la solución a crisis en universidades

8.-unam

La crisis financiera que enfrentan una decena de universidades públicas del país se agravará en los próximos meses luego del fracaso de las negociaciones que los rectores de esas casas de estudio y la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (Anuies) tuvieron con el gobierno federal en un intento por salvar el déficit que asciende, en conjunto, a 19 mil millones de pesos.

En años recientes varias de estas instituciones han estado al borde de la quiebra al no contar con recursos suficientes para cubrir la nómina de los últimos meses y los pagos de fin de año.

Juan Eulogio Guerra, rector de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) –una de las 10 que enfrenta este problema– reveló: Se hizo todo un trabajo con los actuales funcionarios (de las secretarías de Educación Pública, SEP, y de Hacienda y Crédito Público, SHCP) y con los que vienen, y el día de ayer (martes) la respuesta a esta universidad es que pague medio aguinaldo y medias quincenas y que esto lo resuelva el nuevo gobierno en 2019.

Destacó que las universidades del país tienen muchos años haciendo más con menos y aceptando los objetivos o metas sexenales de mejorar la cobertura y la calidad de la educación media superior y superior en un entorno de reducción impactante del presupuesto y de los apoyos extraordinarios.

Guerra Liera agregó que la decisión del gobierno federal “prende focos rojos” ante situaciones como que una universidad pública estatal como la de Sinaloa –cuyo propósito no es el lucro ni las altas cuotas– se vea obligada a pagar aguinaldo y prestaciones al cierre del año con un préstamo de la banca privada.

Y aunque explicó que el país se encuentra en un punto de arranque con un nuevo gobierno que inicia funciones en diciembre, éste empezó mal, porque María Elena Álvarez-Buylla Roces, quien asumirá la presidencia del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), mandó un documento pidiendo que se paralicen todas las actividades en este consejo que tienen que ver con recursos.

Apenas el lunes pasado, el secretario ejecutivo de la Anuies, Jaime Valls Esponda, se reunió con el subsecretario de Educación Superior, Rodolfo Tuirán, a fin de abordar el apoyo financiero a las universidades que enfrentan esta crisis, según trascendió.

Sin embargo, las gestiones iniciadas el primer trimestre del año con la SHCP no prosperaron.

En la situación de crisis se encuentran las universidades Veracruzana; las autónomas de Zacatecas, Chiapas, Estado de México, Nayarit, Sinaloa, Morelos, Juárez de Tabasco, Benito Juárez de Oaxaca y la Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, que en conjunto atienden a 542 mil estudiantes y un número significativo de trabajadores.

De acuerdo con el diagnóstico de las propias universidades, el déficit de 19 mil millones de pesos se ha acumulado a lo largo de varios años a causa de diversos factores, entre ellos la creciente demanda de instrucción universitaria, el pago de prestaciones no reconocidas en el modelo de educación superior SEP-SHCP y la contratación de plantilla no reconocida por el esquema federal.

El déficit incluye pagos pendientes al Servicio de Administración Tributaria y al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, así como recargos y actualizaciones.

Información La Jornada.

Shortlink: