Descartan otro megacorte de agua en CDMX en los próximos 10 años

Las obras de mantenimiento del Sistema Cutzamala se tardaron 12 horas más, por lo que el abastecimiento de agua también se verá afectado. Foto: Mario Vázquez.

Las obras de mantenimiento del Sistema Cutzamala se tardaron 12 horas más, por lo que el abastecimiento de agua también se verá afectado. Foto: Mario Vázquez.

El titular de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Roberto Ramírez de la Parra, se reunió ayer en el Senado de la República con los integrantes de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), a los que dio detalles de los trabajos de mantenimiento al Sistema Cutzamala.

Destacó que las obras cumplieron su finalidad, por lo que en los próximos 10 años no habrá suspensión, ni total ni parcial, en la distribución de líquido en Ciudad de México (CDMX)y su área conurbada.

Ramírez de la Parra informó a los coordinadores parlamentarios que la línea de alta presión dos que dará redundancia al sistema no se logró interconectar a la línea uno, pero precisó, ésta puede ser instalada en un futuro sin que se realicen nuevos cortes de agua.

Niegan cuestiones políticas

El director de Conagua rechazó los cuestionamientos de que la decisión de suspender el servicio se debió a cuestiones políticas o por irresponsabilidad. Sostuvo que se determinó llevar a cabo las obras antes de que la nueva administración asuma el cargo para evitar que ellos tengan que asumir el descontento ciudadano que generan obras de este tipo.

El coordinador de los senadores del PRD, Miguel Ángel Mancera, expresó preocupación por posibles cortes en el sistema. El funcionario le respondió que con las obras la línea de alta presión dos puede operar ya de forma independiente, lo que permitirá dar mantenimiento sin suspender el servicio de agua de aquí a 2028. El titular de la Conagua acudió a la reunión en respuesta a un punto de acuerdo promovido por la bancada de Morena, para explicar las fallas en las obras.

Ramírez de la Parra explicó que en el momento en que se abrió la llamada K invertida se esperó a que el agua fluyera por ambas líneas; “no obstante –señaló– subió unicamente por un brazo y regresó por el otro en sentido inverso. “Ello –explicó– se debió a que no se colocó un atraque que sostuviera la pieza y ésta se desplazó aproximadamente cuatro centímetros hacia abajo”.

Información La Jornada.

Shortlink: