Diálogo desde la independencia del Poder Judicial, ofrece Saldívar

La ministra Margarita Luna Ramos tomó la protesta a Arturo Saldívar Lelo de Larrea tras ser elegido presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación en sesión plenaria.

La ministra Margarita Luna Ramos tomó la protesta a Arturo Saldívar Lelo de Larrea tras ser elegido presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación en sesión plenaria.

Al asumir el cargo como nuevo presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar Lelo de Larrea afirmó:Dialogaremos siempre, partiendo del supuesto de la defensa de nuestra independencia, en momentos en los que el Poder Judicial de la Federación vive confrontaciones con los poderes Ejecutivo y Legislativo.

Iniciaremos un diálogo constructivo y fructífero con los otros poderes, agregó, tras ser electo por siete votos en la primera ronda y convertirse en el primer presidente del Poder Judicial de la Federación sin contar con carrera judicial.

En la primera ronda de votación, con el pronunciamiento de siete ministros en favor, la SCJN eligió presidente de la Corte y del Poder Judicial de la Federación al ministro Arturo Zaldívar Lelo de Larrea.

Esta es la primera ocasión desde la reforma de 1994 en que un jurista que llegó a ministro sin tener carrera judicial dirigirá al máximo tribunal del país.

El proceso fue rápido y sorpresivo. A diferencia de 2014, cuando la elección de Luis María Aguilar Morales tardó horas en definirse y requirió 32 rondas de votación.

A las 14:20 horas, Margarita Luna Ramos –quien estaba en funciones de presidenta de la Corte por su calidad de ministra decana– reinició la sesión y en 10 minutos se decidió el relevo.

Se leyó el procedimiento que debía seguirse para elegir al sustituto de Aguilar Morales; se eligió como escrutadores a los ministros Norma Lucía Piña Hernández y Eduardo Medina Mora.

De inmediato, el ministro Alberto Pérez Dayán pidió la palabra y dijo:Dado el sistema de votación y a efecto de facilitar el desarrollo de la misma, declino mi postulación al cargo de presidente.

Acto seguido, en el salón de plenos de la Suprema Corte se puso en marcha el proceso de votación en cédulas.

Arturo Zaldívar obtuvo siete de 11 votos posibles. Los ministros Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena y Jorge Mario Pardo Rebolledo, dos cada uno.

Al tomar posesión del cargo, Zaldívar señaló que para él, independencia judicial es defender los derechos humanos de todos, es defender el estado de derecho y la seguridad jurídica.

Aseguró que independencia judicial no es una cuestión teórica. Es algo que se defiende todos los días con nuestras sentencias, con nuestros proyectos, con nuestros votos, pero también con nuestra conducta pública y privada.

Hizo un llamado a todos los integrantes del Poder Judicial de la Federación (PJF) para que sigan siendo dignos de la independencia que nos otorga la Constitución y para que podamos recobrar la confianza de la ciudadanía en bien de nuestro país”.

En su discurso, llamó a los integrantes de la Corte a defender susplanteamientos y puntos de vista y a asumir políticas públicas en el Poder Judicial, dejando de lado sus diferencias para unirse en lo esencial y asumir las decisiones importantes de manera consensuada y con la participación de todos.

“Los convoqué a ustedes –y hoy reitero– a una presidencia en que quepamos todos, en que opinemos todos, en que decidamos todos y en que construyamos juntos; los convoco a que, a partir de hoy, trabajemos en equipo y en unidad por bien del pueblo de México y del Poder Judicial.

“(…) Los méritos no serán del presidente de la Corte, los méritos serán de todos y cada uno de los señores ministros y también de todos y cada uno de los jueces federales, porque, reitero, los jueces federales son nuestra mayor fortaleza, y los jueces federales son, precisamente, lo que permite que este país goce de gobernabilidad y de estado de derecho.”

Al asumir el cargo como nuevo presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar Lelo de Larrea afirmó:Dialogaremos siempre, partiendo del supuesto de la defensa de nuestra independencia, en momentos en los que el Poder Judicial de la Federación vive confrontaciones con los poderes Ejecutivo y Legislativo.

Iniciaremos un diálogo constructivo y fructífero con los otros poderes, agregó, tras ser electo por siete votos en la primera ronda y convertirse en el primer presidente del Poder Judicial de la Federación sin contar con carrera judicial.

En la primera ronda de votación, con el pronunciamiento de siete ministros en favor, la SCJN eligió presidente de la Corte y del Poder Judicial de la Federación al ministro Arturo Zaldívar Lelo de Larrea.

Esta es la primera ocasión desde la reforma de 1994 en que un jurista que llegó a ministro sin tener carrera judicial dirigirá al máximo tribunal del país.

El proceso fue rápido y sorpresivo. A diferencia de 2014, cuando la elección de Luis María Aguilar Morales tardó horas en definirse y requirió 32 rondas de votación.

A las 14:20 horas, Margarita Luna Ramos –quien estaba en funciones de presidenta de la Corte por su calidad de ministra decana– reinició la sesión y en 10 minutos se decidió el relevo.

Se leyó el procedimiento que debía seguirse para elegir al sustituto de Aguilar Morales; se eligió como escrutadores a los ministros Norma Lucía Piña Hernández y Eduardo Medina Mora.

De inmediato, el ministro Alberto Pérez Dayán pidió la palabra y dijo:Dado el sistema de votación y a efecto de facilitar el desarrollo de la misma, declino mi postulación al cargo de presidente.

Acto seguido, en el salón de plenos de la Suprema Corte se puso en marcha el proceso de votación en cédulas.

Arturo Zaldívar obtuvo siete de 11 votos posibles. Los ministros Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena y Jorge Mario Pardo Rebolledo, dos cada uno.

Al tomar posesión del cargo, Zaldívar señaló que para él, independencia judicial es defender los derechos humanos de todos, es defender el estado de derecho y la seguridad jurídica.

Aseguró que independencia judicial no es una cuestión teórica. Es algo que se defiende todos los días con nuestras sentencias, con nuestros proyectos, con nuestros votos, pero también con nuestra conducta pública y privada.

Hizo un llamado a todos los integrantes del Poder Judicial de la Federación (PJF) para que sigan siendo dignos de la independencia que nos otorga la Constitución y para que podamos recobrar la confianza de la ciudadanía en bien de nuestro país”.

En su discurso, llamó a los integrantes de la Corte a defender susplanteamientos y puntos de vista y a asumir políticas públicas en el Poder Judicial, dejando de lado sus diferencias para unirse en lo esencial y asumir las decisiones importantes de manera consensuada y con la participación de todos.

“Los convoqué a ustedes –y hoy reitero– a una presidencia en que quepamos todos, en que opinemos todos, en que decidamos todos y en que construyamos juntos; los convoco a que, a partir de hoy, trabajemos en equipo y en unidad por bien del pueblo de México y del Poder Judicial.

“(…) Los méritos no serán del presidente de la Corte, los méritos serán de todos y cada uno de los señores ministros y también de todos y cada uno de los jueces federales, porque, reitero, los jueces federales son nuestra mayor fortaleza, y los jueces federales son, precisamente, lo que permite que este país goce de gobernabilidad y de estado de derecho.”

Información La Jornada.

Shortlink: