Diminutos organismos mueven grandes cantidades de agua

22473.600x450

México. Los enjambres de diminutos organismos como las artemias salinas, conocidos comúnmente como monos marinos, podrían afectar enormemente a las corrientes marinas cuando nadan en grupo. Efectivamente, el plancton no es tan pasivo como cabría esperar: se mueve en el océano en densas capas y su movimiento puede producir corrientes lo suficientemente grandes como para mezclar el agua, según afirma el coautor del nuevo estudio John Dabiri.

Las corrientes mueven nutrientes, calor y sal por todo el océano, ayudando a regular la temperatura del planeta. En los últimos años, los expertos han comenzado a plantearse si los movimientos colectivos de animales podrían también afectar a las corrientes.

Dabiri y su equipo ya descubrieron en 2009 que las medusas pueden mover cantidades de agua mayores que su propio cuerpo y junto con su colega Monica Wilhelmus decidió ampliar su trabajo para incluir otros tipos de animales, como los copépodos y krill. Estos últimos son muy comunes en el océano, pero difíciles de mantener en un laboratorio, así que los expertos se decantaron por las artemias, cuyo movimiento es similar y son más fáciles de criar. Además, sienten gran atracción por la luz, por lo que pudieron utilizar láseres para activar su movimiento en tanques de agua.

Colocaron en el agua esferas huecas de cristal para observar las corrientes que formaban al moverse de un lado del otro del tanque guiadas por la luz. De este modo, observaron que el chorro de agua que produjeron los organismos tras ellos al nadar se movía más deprisa que el agua que les rodeaba. Ese rápido chorro creaba remolinos de mucho mayor tamaño que los animales (los adultos miden unos 15 milímetros), por lo que, como confirma Dabiri, podemos afirmar que los grupos grandes de plancton pueden mezclar el agua creando corrientes mientras nadan.

Información y foto National Geographic.

Shortlink: