Dinero

Foto

Justin Trudeau y Chrystia Freeland al anunciar la firma del acuerdo. Foto Afp
Donald Trump utiliza la firma del acuerdo trilateral como un triunfo personal, algo que consiguió para beneficiar a los trabajadores estadunidenses. Le servirá para hacer campaña en las elecciones de noviembre. Probablemente exagera y no habrá un beneficio inmediato, pero más adelante así será porque el tratado contiene disposiciones que tienden a disminuir las exportaciones de Canadá y México. Bien lo reconoció el primer ministro Justin Trudeau: tuvo que hacer concesiones para no perder su lugar. Para los mexicanos hay una ventaja: el artículo constitucional que establece el dominio de la nación sobre sus hidrocarburos quedó incorporado casi textualmente. No podrán recurrir las empresas extranjeras a reclamar el petróleo o el gas como propio si resultara algún litigio en la revisión de los más de 100 contratos que ha firmado el gobierno. Se le había olvidado ese detalle a los representantes de Enrique Peña Nieto, pero se incorporó a tiempo el del nuevo gobierno, Jesús Seade, y tapó el agujero.

La buena, la mala y la peor

La buena: el PRI cedió ante las críticas de las organizaciones sociales por la designación de Sandra Vaca Cortés como presidenta de la Comisión de Atención al Desarrollo de la Niñez en el Congreso de Ciudad de México y le retiró el cargo, que ahora ostenta el diputado Guillermo Lerdo de Tejada, también del tricolor. El nombramiento de Vaca Cortés, involucrada en una presunta red de trata de mujeres dentro del PRI capitalino, al mando de Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, había causado un descontento generalizado.

La mala: la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación devolvió el triunfo al perredista Manuel Negrete en la alcaldía de Coyoacán. Los magistrados dicen que sí, en efecto, el PRD entregó tarjetas de regalo, pero no puede comprobarse que hayan sido usadas para comprar votos. También dicen que sí, que se ejerció violencia contra María Rojo, candidata de Morena, pero que no pueden asegurar que haya influido en el resultado de la elección. La peor: Víctor Romo volvió a hacerse cargo, ahora apadrinado por Morena, antes lo hizo bajo las siglas del PRD, de Miguel Hidalgo. Una noticia atemorizante, dados sus antecedentes.

Recuerdo de Clouthier

El primero de octubre de 1989 murió Manuel J. Clouthier, el inolvidable Maquío, quien tras participar en la contienda electoral de 1988 como candidato a la presidencia se negó a reconocer el triunfo de Carlos Salinas de Gortari. No se reunió en lo oscurito con el priísta, como lo hizo Cuauhtémoc Cárdenas.

Así lo recordó la diputada Tatiana Clouthier, su hija, en su cuenta de Twitter: “Hoy, hace 29 años se fue mi padre, Maquío. Él me enseñó el amor a México y hoy comparto su bella frase: ‘La Patria, mis amigos, es el apellido tuyo y mío, es lo que me hermana contigo, mexicano’”.

Ombudsman social

Asunto: afores perdidas (aparentemente)

Un amigo que trabajó en la Consar en una propuesta de reforma completa al sistema de pensiones, se dio cuenta que parte de las aportaciones se pierden cuando cambias de trabajo, de Afore o fallece el titular. Van a una bolsa especial porque no se tiene adónde transferirlas, y es imposible rastrear a quién pertenecen y cuánto. Es muy poco en cada caso, pero acumulándose a través del tiempo, esta bolsa perdida es inmensa, miles de millones. Como tip, por si al nuevo gobierno le interesa averiguar, para evitar que todo ese dinero lo quieran dar por perdido.

Nombre reservado.

R: Te dieron una versión que entremezcla lo real con la ficción. Existe una bolsa que concentra las aportaciones no reclamadas, muchos trabajadores ni siquiera saben que existen, pero se lleva registro. Se sabe que Fox dispuso de 20 mil millones. Tarea pendiente para una auditoría del próximo gobierno.

Twiteratti

Hoy el cielo tiene una nueva estrella y la música despide a otro grande. DEP #CharlesAznavour

@AlejandroSanz

Twitter: @galvanochoa

FaceBook: galvanochoa

Foro: elforomexico.com/encuestas/

Enrique Galván Ochoa
Información La Jornada.

Shortlink: