Dinero

Foto

INTERCAMBIO HONESTO. Al reforzar los lazos de amistad entre México y España, el presidente Andrés Manuel López Obrador y su homólogo Pedro Sánchez Pérez-Castejón –de visita en México– acordaron fortalecer las relaciones comerciales, con la determinación de que las empresas que inviertan en el país actúen con honestidad. Foto Marco Peláez
La agencia calificadora de crédito Moody’s otorgó el beneficio de la duda al gobierno mexicano sobre las acciones que lleva a cabo en Pemex, por lo que al menos en el primer semestre del año no hará cambios a su calificación. La vicepresidenta senior de la firma, Nymia Almeida, dijo que durante este tiempo la empresa petrolera deberá demostrar su rentabilidad, que invertirá el doble en exploración y producción, entre otras acciones. Antes, otra calificadora, Fitch Rating, había anunciado que bajó dos escalones su califiación, lo que dio pie a que la chayocracia hiciera predicciones apocalípticas sobre el futuro de México. Queremos darle el beneficio de la duda, porque este gobierno viene con un mandato muy fuerte en reducción de gastos, en costos y eso es justo lo que necesita la empresa. Si no le ha alcanzado el dinero para invertir, para estabilizar la producción, es porque ha gastado más de lo que debería en proyectos que en otras partes del mundo cuestan más barato, dijo. Qué manera más elegante de describir la corrupción. Habría que añadir que en cualquier país del mundo una compañía ya hubiera quebrado con los niveles de corrupción de Pemex, fomentada por los gobiernos anteriores, pero que ahora está siendo combatida con el apoyo del Ejército, la Marina, la Fuerza Aérea y la Policía Federal. Todavía falta la opinión de Standard & Poor’s, la tercera calificadora que ha venido dando seguimiento a Pemex.

¿Quién califica a calificadoras?

Nadie pone en duda la influencia que tinenen las calificadoras sobre las decisiones de los inversionistas. Pero no son infalibles ni inmaculadas. Su prestigio cayó por los suelos en la crisis hipotecaria de Estados Unidos que se convirtió en global. Esto publicó Reuters en noviembre 11 de 2013 y fue reproducido por la revista Forbes: “Los liquidadores de dos fondos de cobertura del quebrado banco de inversión Bear Stearns presentaron una demanda contra las tres principales agencias calificadoras de crédito, acusándolas de la asignación fraudulenta de calificaciones infladas a valores de los fondos. La demanda contra Moody’s Investors Service, Standard & Poor’s y Fitch Ratings busca una indemnización por daños y perjuicios vinculados a más de mil millones de dólares en pérdidas sufridas por los fondos. El reclamo fue presentado ante la Corte Suprema de Nueva York”. ¿Qué tal? ¿Quién califica a las calificadoras?

La lección española

Representantes de dos izquierdas de distinto sabor y color, el presidente López Obrador recibió a su homólogo español, Pedro Sánchez. Nosotros vamos a fortalecer una estrategia de estado de bienestar. Por ello, nos da gusto que nos visite el presidente de España, cuyas políticas nos identifican; ambas naciones vamos a fortalecer nuestras relaciones culturales, políticas y económicas, dijo López Obrador.

Por su parte, Sánchez señaló que en España se vive con enorme expectación la victoria de Morena, sobre todo por su lucha contrala desigualdad, queremos que se rompa el maleficio de que el progreso se base en la exclusión social. Me identifico con el presidente de México en que el progreso nos alcance a todos o no es progreso, que se construya la unión social, que se responda a los desafíos. España cayó en una profunda crisis económica entre 2008 y 2014. Su origen se puede resumir en dos líneas: la coincidencia de una crisis financiera mundial con el desplome de la construcción, motor de la economía del país(crisis del ladrillo). Salió a flote gracias al turismo. El gabinete económico de AMLO debería tomar nota de la experiencia española.

Ombudsman social

Asunto: hablando de desigualdad

En un mes, David Penchyna ganaba dos veces lo que a un trabajador que adquirió una minicasa le lleva 30 años pagar.

Onofre Isidro Carrillo

R: Si es que la acaba de pagar y no la pierde en el camino.

Twiteratti

Congruentes, dignas y desinteresadas las calificadoras internacionales, como Fitch: mientras Pemex estaba al borde de la quiebra por robo y corrupción, era una empresa modelo. Ahora, cuando se trata de sanearla y devolverla a su potencial, la califican de basura. ¿Quién paga?

Emiliano Monge @MongeEmiliano

Twitter: @galvanochoa

FaceBook: galvanochoa

Foro: elforomexico.com/encuestas/

Enrique Galván Ochoa
Información La Jornada.

Shortlink: