Diputados declaran el 26 de septiembre Día Nacional Contra la Desaparición Forzada

007n1pol-1

México. La Cámara de Diputados aprobó por unanimidad de 463 votos declarar el 26 de septiembre de cada año Día Nacional contra la Desaparición Forzada de Personas, pero a petición de los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y Acción Nacional (PAN) desechó la propuesta original de modificar la Ley sobre el Escudo, la Bandera y el Himno nacionales, para que en esa fecha la bandera ondeara a media asta.

Los sufragios de la propuesta se realizaron uno por uno de los diputados presentes, debido a que el tablero de votación electrónica todavía no incluye todos sus nombres. Así, el trámite consumió más de una hora.

Sin embargo, esa circunstancia facilitó que a la hora de emitir su voto los legisladores de cada partido dieran un matiz distinto al acuerdo. Los priístas reclamaron justicia sin lucro político; los panistas, justicia para todos los desaparecidos en México. Desde el Partido de la Revolución Democrática (PRD) se pidió: vivos se los llevaron, vivos los queremos. Y por Morena, justicia sin pretextos.

Aquellas bancadas rechazaron que la definición de un día para recordar a los desaparecidos no se concentrara sólo a los 43 alumnos de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, Guerrero, que no debe repetirse, sino para todos los casos que se han incrementado en los 15 años recientes en el país.

El pleno desechó una propuesta de Morena para que el acuerdo incluyera constituir una comisión bicamaral para la atención de víctimas de desaparición forzada de personas.

Sin embargo, Marko Cortés, coordinador del PAN, ofreció que su bancada respaldará ese punto si Morena presenta una iniciativa de reforma a la Ley Orgánica del Congreso, para facilitar la integración de ese grupo de trabajo.

En tribuna, la diputada Ernestina Godoy Ramos (Morena) expuso que la desaparición forzada se ha convertido en una tragedia nacional, reflejada en los números: 62 mil personas. Y ello debe obligar, dijo, a que el Legislativo autorice la citada comisión.

Desde el PAN, José Cortés Berumen definió que la agresión a los normalistas constituyó un hecho verdaderamente abominable, que despertó el descontento, la tristeza y el luto en todo el país, así como la solidaridad nacional e internacional con decenas de familias que hoy sufren esta lamentable situación.

Reclamó la aplicación de la justicia y que se concrete una investigación que derive en el castigo a los culpables materiales y a quienes dieron las órdenes de estos asesinatos y desapariciones forzadas.

No obstante, expuso que el 26 de septiembre será el día de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa, pero también por los de Guerrero, Oaxaca, Jalisco, Michoacán, Tamaulipas y por los cientos de personas en todos los estados de la República mexicana, de las que hoy desconocemos su destino.

El coordinador del PRI, César Camacho, consideró que la definición de una fecha para conmemorar la desaparición forzada permitirá recordar que ésta debe evitarse, prevenirse, pero sobre todo castigarse.

No debe haber ningún factor que limite la aplicación de la ley y hacer justicia. Ni la afiliación política ni los vínculos personales pueden ser obstáculo para que a las personas se les castigue, y que la penalización sea del tamaño del agravio a las familias, al pueblo de Guerrero, del agravio a la comunidad mexicana, dijo.

Información y foto La Jornada.

Shortlink: