Ejercen $56 millones sin justificar en las obras del sistema Cutzamala

cutzamala agua

La construcción de la tercera línea del sistema Cutzamala, que será alterna en caso de reparación de los dos acueductos que conducen el agua al Valle de México, no ha terminado. Además se ejercieron 56 millones de pesos sin justificación de cuatro contratos y no hay comprobantes, señaló la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

Al 30 de junio pasado, esta línea llevaba un avance de 92 por ciento, con 72 kilómetros de 77.6, de acuerdo con el sexto Informe de gobierno, y falta por construirse un tramo, sostuvo el director de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Roberto Ramírez de la Parra.

Sin embargo, no hay documentos que avalen el avance físico ni financiero de la tercera línea, pensada para ser usada como alterna, con un presupuesto original de 4 mil millones de pesos en 2013, pero el costo total ya se elevó a 5 mil 818 millones de pesos, sostuvo Miguel Ángel Montoya, asesor parlamentario sobre el tema del agua.

En la auditoría de inversiones físicas de la ASF a la construcción de la tercera línea del sistema Cutzamala del 2017, se revisaron contratos por 317 millones de pesos de la obra de Conagua, la cual opera esa red para entregar el líquido en bloque tanto a Toluca como a Ciudad de México y su zona metropolitana.

La auditoría, tras analizar cuatro contratos, determinó recuperaciones probables de 56 millones 702 mil pesos y señaló que la Conagua no cumplió las disposiciones legales y normativas, ya que se autorizaron gastos adicionales sin justificación en el rubro de auxiliares por 13.6 millones de pesos del contrato de la empresa Peninsular, de Carlos Hank, además del pago a otras empresas por 14 millones y 28 millones de pesos, sin que a octubre pasado entregara la documentación.

El reporte explica que el sistema tiene en total 155 kilómetros de tubería de concreto reforzado en dos líneas de conducción paralelas, las líneas 1 y 2, que tienen aproximadamente 31 y 21 años de operación y cuya vida útil esperada es del orden de 50 años.

“En la práctica se han detectado tramos donde los tubos colocados fallan estructuralmente en pocos años de operación, por lo que se monitoreanfrecuentemente las líneas en operación y se programan cortes de mantenimiento para sustituir la tubería en mal estado, con el consiguiente desabasto por varios días en la Ciudad de México y su zona metropolitana.”

Ante ello, se construye la tercera línea de conducción de agua del sistema, entre la torre de oscilación número 5, cerca de la planta potabilizadora Los Berros, Villa de Allende, y el portal de entrada del túnel Analco-San José, en el estado de México, con una longitud de 72 kilómetros. La fecha de entrega de la obra aún no se determina.

Información La Jornada.

Shortlink: