El abasto de gasolina se va regularizando, dice AMLO

Gasolinera en la Ciudad de México. Foto: María Luisa Severiano.

Gasolinera en la Ciudad de México. Foto: María Luisa Severiano.

Durante el informe de las acciones que su gobierno ha emprendido contra el robo de combustibles, el presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo que se va regularizando el abasto y la tendencia es que pronto vamos a regresar a la normalidad. Subrayó que los huachicolerosestaban apoderados prácticamente del ducto Tuxpan-Azcapotzalco, por donde se transportan 170 mil barriles diarios para abastecer el principal mercado de gasolina en el centro del país.

López Obrador aseveró que era “un robo descarado que se hacía con impunidad. Cuando menos se actuaba con indolencia, con benevolencia de parte de los que tenían que enfrentar esta corrupción.

Un robo de 65 mil millones de pesos al año, eso lo que se tiene contabilizado nada más en lo que significa la distribución y venta de de combustibles, precisó el jefe del Ejecutivo federal.

Advirtió: resolviendo esto, vamos a otros asuntos, nada más que va a ser uno por uno, porque si no se complicará un poco más. Pero vamos a limpiar de corrupción el país, cero corrupción, cero impunidad.

El Presidente fue cuestionado sobre las reacciones que podría desatar el combate a la corrupción:

–¿Teme usted por su vida?

–El que lucha por la justicia no tiene nada que temer. Soy un ser humano, tengo miedo, como todos, pero no soy cobarde.

Al referirse a los alcances legales de las acciones recién emprendidas y la posibilidad de llegar hasta los ex presidentes, insistió en que es partidario del punto final, pero aclaró: “Todos los negocios jugosos que se hacen en el país, negocios de corrupción, llevan el visto bueno del presidente de la República. Para que esto quede claro, no es que ‘no lo sabía el señor presidente’ o ‘es que el señor presidente tiene buenas intenciones, pero lo engañan, lo traicionan, no le ayudan’. Mentira. El presidente tiene toda la información que se necesita, o es cómplice o se hace de la vista gorda, pero no es que no sepa”.

En este contexto, López Obrador volvió a descalificar la información de The Wall Street Journal sobre la reducción de las importaciones de gasolinas procedentes de Estados Unidos registrada presuntamente desde diciembre. Es una volada, resumió, sugiriendo que se proporcionaría la información y se solicitaría derecho de réplica para desmentirla.

La Secretaría de Energía ofreció detalles comparativos sobre el comportamiento de la importación de gasolina. Según la información oficial, en diciembre el promedio diario de importaciones de gasolina de Pemex Transformación Industrial ascendió a 559 mil barriles, en tanto que en este año el promedio es de 764.8 millones de barriles (cada barril equivale a 159 litros), es decir, se incrementó 36.8 por ciento.

Sobre el particular, el mandatario adelantó que se solicitará a los concesionarios de gasolineras las razones por las cuales prácticamente no utilizan los permisos de importación que les fueron otorgados desde la reforma energética. Estos amparan la importación diaria de hasta 1.5 millones de barriles, cuando el consumo nacional promedio diario es de 800 mil barriles.

En la actualidad, agregó, 95 por ciento de la importación de gasolina la realiza Petróleos Mexicanos (Pemex), por eso sin ánimo de confrontación, buscando acuerdos vamos a establecer comunicación con los poseedores de estos permisos (casi 4 mil) para que puedan ser utilizados. Que si hay obstáculos burocráticos se quiten y esto va a ayudar también a que se disminuya la presión más pronto.

Sobre la tendencia a la normalización en el suministro, el Presidente dijo que entre otros factores destaca que desde el viernes a las 23 horas no se ha registrado un nuevo sabotaje al ducto Tuxpan-Azcapotzalco. Espero que desistan de esa acción de sabotaje, acotó antes de insistir en que la gente colabore al no realizar compras de pánico y si cuenta con medio tanque, lo administre y no acuda a cargar mayor combustible”.

El mandatario también aludió a posibles enfrentamientos con pobladores en zonas de huachicoleros: la instrucción es no confrontar a la población. Una de las estrategias que tienen esas bandas es que se protegen, se apoyan con la gente de las comunidades, no de todas las comunidades y no toda la gente. Espero que poco a poco vayan perdiendo esa base social, porque la gente antes no tenía opción y ahora nadie va a estar obligado a robar.

Subrayó que se reforzará la vigilancia de los ductos, y puntualizó que entre otros factores, destaca la integración de 8 mil elementos del Estado Mayor Presidencial. Confió además en que el Congreso apruebe esta semana las reformas para la creación de la Guardia Nacional que permita la contratación de personal.

Información La Jornada.

Shortlink: