El nuevo plan de seguridad divide el país en 265 zonas

Familiares de los desaparecidos relacionan a la policía de Tecalitlán con lo sucedido. Foto: Francisco Olvera/Archivo.

El nuevo modelo de seguridad conformado por las policías Militar, Naval y Federal será desplegado en grupos de 500, 300 o 100 elementos, dependiendo de la incidencia delictiva de cada región.

La estrategia de seguridad, que incluye regionalizar el país en 265 zonas, arrancó en su primera etapa con el despliegue de 35 mil elementos en 150 coordinaciones locales.

De acuerdo con fuentes de la Secretaría de Seguridad, las regiones con una incidencia delictiva alta tendrán 500 elementos, los que se ubican con una tasa media tendrán 300 y donde no se presenta mayor problema habrá 100 efectivos.

De acuerdo con datos del Semáforo Delictivo, entre enero y septiembre se documentaron 21 mil 283 homicidios dolosos. De ese total 16 mil 983 (79.37 por ciento) tuvo que ver con el crimen organizado. Al desglosar los datos, Guanajuato fue la entidad con mayor índice de ese delito, al contabilizarse 16 mil ejecuciones en ese periodo.

Por otra parte, en septiembre Guanajuato también encabezó la lista, con mil 50 ejecuciones, le siguen Baja California con mil 509; Guerrero, mil 309; Veracruz, 970; Michoacán, 946; Chihuahua, 897; Jalisco, 819; Sinaloa, 556; estado de México, 531; y Quintana Roo, 490. Cabe señalar que en la mayoría de esas entidades opera el cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Guanajuato es uno de los estados con más problemas de violencia debido a la disputa entre Jalisco Nueva Generación y el llamado cártel de Santa Rosa por el control del robo de hidrocarburo en los ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex).

El Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública reportó que entre enero y agosto ocurrieron 2 mil 135 homicidios dolosos, de los que mil 783 se cometieron con arma de fuego.

Otros puntos que han tenido un índice delictivo alto son Tamaulipas, Colima, Nayarit, Morelos y Sinaloa, debido a la presencia de cárteles de la droga que buscan las rutas del trasiego a Estados Unidos o los puertos como el de Manzanillo y Lázaro Cárdenas por donde reciben precursores químicos procedentes de Asia para la elaboración de drogas sintéticas.

Información La Jornada.

Shortlink: