El retiro de Siria será a un ritmo adecuado, matiza Trump

El presidente de EU, Donald Trump, durante un evento este 1 de junio. Foto: Afp.

El presidente de EU, Donald Trump, durante un evento el 1 de junio pasado. Foto: Afp.

Washington. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, intentó despejar este lunes los temores de una abrupta retirada de las tropas estadunidenses de Siria al asegurar que esta estrategia se hará a un ritmo adecuado y de manera prudente.

Mientras, seguimos luchando contra el Estado Islámico (EI) y haciendo lo que sea necesario, tuiteó el mandatario. Pero en la misma publicación afirmó que sus ideas sobre este proyecto no son distintas de mis declaraciones originales.

El pasado 19 de diciembre, Trump anunció el retiro inmediato de 2 mil efectivos desplegados en el noreste de Siria porque supuestamente ya se había derrotado al grupo yihadista EI, lo que causó inquietud entre sus aliados. Este anuncio provocó que el secretario y el jefe de gabinete del Departamento de Defensa, Jim Mattis y Kevin M. Sweeney, respectivamente, abandonaran sus cargos.

Para calmar las tensiones, el mandatario dijo que la salida no se daría de un día para otro. Además, el asesor de seguridad nacional de Trump, John Bolton, viajó a Jerusalén este fin de semana para confirmar al primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu –gran aliado de Estados Unidos–, que la retirada no ocurrirá hasta que el EI esté derrotado y no pueda reponerse.

Otros aliados de Estados Unidos, como Reino Unido y Francia, advirtieron que el EI no está derrotado y surgieron dudas sobre el futuro de los grupos kurdos que combatieron al grupo yihadista en Siria, pero ahora podrían convertirse en objetivo de ataques desde Turquía.

Bolton y su delegación llegaron este lunes a Ankara para discutir con el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, las estrategias de seguridad antes de la retirada de los soldados estadunidenses de Siria. Durante su reunión con Netanyahu, el asesor también dijo que no sacará a los soldados estadunidenses a menos que el gobierno turco garantice que no atacará a los combatientes kurdos que luchan contra el EI con el apoyo de Washington.

En un artículo publicado este lunes en el New York Times, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, dijo que la salida de Estados Unidos de Siria debe hacerse en cooperación con los socios correctos para protegerse a sí mismo, a la comunidad internacional y al pueblo sirio.

El ministro de Defensa de Turquía, Hulusi Akar, respondió a Bolton en Twitter que su gobierno no combate a los kurdos, sino a las Unidades de Protección Popular, una filial siria del Partido de los Trabajadores del Kurdistán, a la que consideran terrorista.

Siria vive desde marzo de 2011 un conflicto armado en el que fuerzas gubernamentales se enfrentan a facciones armadas de la oposición y a grupos yihadistas. Tras la debilitación del EI a finales de 2017, los esfuerzos se concentraron en la normalización de la situación política, la reconstrucción económica y el regreso de refugiados al país.

En tanto, el secretario de Estado, Mike Pompeo, prometió que no se permitirá que el EI se reagrupe, mientras se dirigía a Oriente Medio para comenzar una gira por ocho ciudades árabes.

Información La Jornada.

Shortlink: