Emergencia por escasez de gasolina “obligó a comprar pipas sin licitación previa”

2

El gobierno federal adquirió 571 de las 700 pipas con las que tiene previsto contar para garantizar el suministro de gasolina ante la eventualidad de sabotajes en los ductos que distribuyen este combustible. La operación –según dio a conocer el presidente Andrés Manuel López Obrador– ascendió a 85 millones de dólares y se concretó el pasado fin de semana en Nueva York, aunque la mayoría de las unidades se entregarán a finales de marzo.

Mediante una misión de integrantes del gabinete –que incluyó al canciller, Marcelo Ebrard; la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval; a la titular de Economía, Graciela Márquez, y a la oficial mayor de la Secretaría de Hacienda, Raquel Buenrostro– se alcanzó un acuerdo para la adquisición, que se hizo sin licitación previa ante la emergencia, justificó López Obrador.

Si se hubiese lanzado una licitación normal, hubiésemos comprado las pipas, si nos iba bien, en tres meses. Es más, se hizo la solicitud a la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga y nos presentaron un programa para empezarnos a entregar las pipas a partir de marzo. Enfatizó en la prontitud requerida para su adquisición y justificó: no tenemos problemas de conciencia, porque no somos corruptos. Por eso se actuó como se hizo.

A pregunta expresa sobre la posibilidad de integrar a un miembro del Sistema Nacional Anticorrupción, el presidente dijo que estaba incorporada la secretaria de la Función Pública, y consideramos que era suficiente.

Durante su conferencia matutina, López Obrador anunció también que se realizan los preparativos de una feria para la venta de las aeronaves del gobierno federal, y un tianguis para vender 200 camionetas que pertenecen al Estado Mayor Presidencial.

“Para quienes nos preguntan ‘y de dónde va a salir el dinero para comprar las pipas’, les digo que sí lo vamos a tener. Primero, porque como ya no nos están robando lo que se robaban de gasolina, hay ahorros, pero imagínense cuánto podemos sacar, nada más, de las camionetas. Además, va a haber interesados porque traer un vehículo de esos va a dar caché.”

El mandatario señaló que sólo se analizaban algunos detalles de carácter legal para determinar si las camionetas pueden rematarse de forma abierta o se tiene una restricción por ser blindadas. No sabemos si esos vehículos se puedan vender así, abiertamente, o a determinadas personas. Porque si no, se podrían utilizar para otros fines, otros propósitos, y es lo que estamos definiendo.

El acuerdo alcanzado de las pipas contempla contratos con las empresas: Navistar México, para suministrar 410 unidades en una operación de 53.1 millones de dólares; Detroit Diesel Allison/Daimler, que venderá 81 a un costo de 25.2 millones de dólares; Traylfer, que proporcionará 30 a un costo de 4.5 millones de dólares, y Fruehauf, que complementará el paquete con 50 unidades a un costo de 2.5 millones de dólares.

Sin embargo, los plazos de entrega estarán dosificados a futuro a pesar de la urgencia de los contratos, pues al momento de la firma sólo llegarían a México ocho unidades; en febrero se concretarían 90 más y la mayor parte de los autotanques hacia el mes de marzo, de las cuales 299 serán en la última quincena.

Información La Jornada.

Shortlink: