Emite CNDH medidas cautelares a INM y PF para evitar abusos

Caravana migrante frenada este sábado al salir rumbo a territorio oaxaqueño. Foto Ap.

Caravana migrante frenada este sábado al salir rumbo a territorio oaxaqueño. Foto Ap.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió medidas cautelares de manera verbal a agentes de la Policía Federal y del Instituto Nacional de Migración para evitar que, durante el ope­ra­tivo de contención de la caravana migrante, los servidores públicos puedan cometer violaciones a los derechos de los trabajadores internacionales sin documentos.

Al acudir a las comunidades de Arriaga, Chiapas, y Tapanatepec, Oaxaca, el quinto visitador de la CNDH, Édgar Corzo Sosa, señaló que dichas medidas se emitieron con el fin de evitar riesgos y para que mientras se determinaba un lugar para establecer un diálogo entre autoridades y personas migrantes, se protegieran los derechos de la niñez, adolescencia y mujeres, se les proporcionara seguridad y se garantizara su acceso a agua potable, alimentación y atención médica.

Respaldaron las medidas los titulares de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Chiapas, Juan José Zepeda Bermúdez, y de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, Arturo Peimbert Calvo, quienes a su vez emitieron medidas cautelares dirigidas a las autoridades de sus respectivas entidades.

Por otra parte, la CNDH informó que las mil 743 personas de la caravana migrante que han pedido la condición de refugiado gozan de mayor movilidad y pueden buscar alojamiento en albergues de la sociedad civil, en beneficio de ellas y sus familias, mientras transcurren los 45 días hábiles que normalmente pasan para resolver su solicitud.

Personal del organismo público documentó que muchos indocumentados evitan acudir ante la autoridad migratoria de México para regularizar su estancia por temor a ser deportados o por desconocimiento, ante lo cual es in­dispensable que se les brinde la in­formación necesaria y suficiente para que conozcan sus derechos.

En ese contexto, el Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura (dependiente de la CNDH) advirtió que en la estación migratoria Las Agujas, del INM, ubicada en Ciudad de México, existen irregularidades que pueden generar violaciones de derechos humanos de quienes se encuentran detenidos allí.

Entre ellas, alertó el mecanismo, hay deficientes condiciones de mantenimiento e higiene, hacinamiento en dormitorios, insuficiente ración alimentaria y de mala calidad, falta de revisión médica al ingreso de las personas alojadas, falta de programas para prevenir y atender incidentes violentos, y carencia de estancias adaptadas para la deambulación de las personas mayores o con alguna discapacidad motriz.

Además, los enviados del organismo documentaron la existencia de basura y residuos de comida debajo en las literas, presencia de humedad en paredes y techos, así como deficientes condiciones en el mantenimiento general.

Con información de: La Jornada.

Shortlink: