Empresarios de Morelos exigen renuncia de Graco Ramírez y su gabinete de seguridad

Al grito de “¡fuera Graco!”, familiares, amigos e integrantes del Grupo Empresarial Morelos despidieron ayer al presidente de esa organización, Rafael Arámburu Hernández, quien fue secuestrado en Cuernavaca el  6 de septiembre y encontrado muerto tres días después en Taxco, Guerrero  Rubicela Morelos.

Al grito de “¡fuera Graco!”, familiares, amigos e integrantes del Grupo Empresarial Morelos despidieron ayer al presidente de esa organización, Rafael Arámburu Hernández, quien fue secuestrado en Cuernavaca el 6 de septiembre y encontrado muerto tres días después en Taxco, Guerrero Rubicela Morelos.

Cuernavaca, Mor. Al grito de ¡justicia! y¡seguridad!, familiares y amigos de Rafael Arámburu Hernández, secuestrado en esta ciudad y encontrado muerto en Taxco, Guerrero, demandaron ayer la renuncia del gobernador perredista Graco Ramírez y de su gabinete de seguridad por no cumplir con su trabajo de proteger a los ciudadanos.

Al mediodía llegó al restaurante Cuernavaca Jardín –propiedad de Arámburu Hernández y ubicado en el centro de la ciudad– la carroza con el cuerpo del abogado y empresario morelense.

Familiares, amigos y colegas reunidos para despedir al litigante de 58 años de edad, secuestrado el 6 de septiembre y encontrado tres días después muerto a balazos, señalaron estar hasta la madre de la inseguridad y violencia que a diario padecen en Morelos.

A una voz se escuchó: ¡Fuera Graco! y ¡que se vayan todos los que no pueden darnos seguridad!, en referencia al titular de la Comisión Estatal de Seguridad, Alberto Capella Ibarra, y al fiscal Javier Pérez Durón.

Estado fallido

Teodoro Lavín León, amigo de la víctima, expresó su hartazgo ante laineficacia de las autoridades. Estamos cansados de que esto suceda en Morelos todos los días.

El representante del Consejo Estatal de Abogados, Jaime Serna Pérez, exigió una implacable aplicación de la justicia y denunció que durante la presente administración 27 abogados han sido asesinados, y la mayoría de estos crímenes permanece en la impunidad.

Empresarios, profesionales, ciudadanos, trabajadores, nadie está seguro en Morelos; por lo contrario, sólo vemos cómo ciertos funcionarios se otorgan reconocimientos por su labor. Levantamos la voz y exigimos un alto a este Estado fallido. ¿Qué sigue? ¿Qué nos falta por vivir?preguntó Serna Pérez.

Javier, hermano de Rafael Arámburu Hernández, pidió al presidente Enrique Peña Nieto que la investigación del secuestro y homicidio del abogado sea atraída por la Procuraduría General de la República porque no confiamos en las autoridades de Morelos.

El féretro estuvo frente al restaurante Jardín Cuernavaca durante unos 15 minutos; después fue trasladado al panteón La Leona de esta ciudad.

El fiscal Javier Pérez Durón dijo en rueda de prensa que el asesinato del abogado fue cometido en Guerrero, pero la dependencia a su cargo trabajará de manera coordinada con su homóloga porque la familia denunció su desaparición el sábado 9 de septiembre, día que encontraron el cuerpo de Arámburu en el municipio de Taxco.

Información La Jornada.

Shortlink: