En riesgo la enseñanza, por saturación en bachillerato

 

Una joven muestra su comprobante de aplicación de examen en el Cetis 5. Foto: Cuartoscuro.

Una joven muestra su comprobante de aplicación de examen en el Cetis 5. Foto: Cuartoscuro.

México. El ingreso adicional de 3 mil 613 estudiantes al bachillerato de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), aceptados luego del grave error en la calificación de los exámenes de admisión, ha provocado que los grupos estén integrados hasta por 80 o 90 alumnos, e incluso que algnos tomen clases en el piso, informó la secretaria general de la Asociación Autónoma de Personal Académico de la UNAM (AAPAUNAM), Bertha G. Rodríguez Sámano.

Detalló que aunque los 14 planteles de bachillerato de la Universidad Nacional –nueve de la Escuela Nacional Preparatoria y cinco Colegios de Ciencias y Humanidades (CCH)– presentan una situación complicada derivada de la saturación, son los planteles de Azcapotzalco y Vallejo los que presentan los mayores problemas en este sentido.

Anunció que ya solicitaron una reunión a la brevedad, con varias autoridades de la UNAM con el fin de abordar con urgencia este tema, ya que el sector académico está cargandocon la mayor parte del trabajo.

Qué bueno que se haya aceptado un mayor número de estudiantes de educación media superior, pero es el sector de los académicos el que carga con el aumento de la matrícula, sin tener una compensación que les permita trabajar en condiciones favorables para la educación, enfatizó la dirigente gremial.

Entrevistada al término de la inauguración del XII Congreso Nacional de Sindicatos Universitarios, que se realiza en las instalaciones de la AAPAUNAM, en Ciudad Universitaria, Rodríguez Sámano advirtió que en caso de que no se tomen medidas urgentes en este tema, la calidad de la educación resultará seriamente lastimada, ya que las condiciones del personal académico están siendo afectadas.

Destacó el compromiso de los profesores en este reto de la UNAM, pero advirtió que también es necesario tener una respuesta de las autoridades universitarias. Tenemos un gran problema porque no solamente es aumentar cupo, es crear nueva infraestructura y más recursos humanos.

Precisó que las autoridades con las que han solicitado abordar el tema son la secretaria administrativa, la cual gestiona el presupuesto de la UNAM; la Dirección General de Asuntos del Personal Académico, que depende de la secretaría general, y la cartera de Personal, instancia que atiende los problemas de la relación laboral.

Por otra parte, anunció que aunque en el pasado la AAPAUNAM entregaba a la universidad nacional el emplazamiento por revisión salarial en noviembre para negociar hasta enero, ahora se llamará al rector Enrique Graue a dialogar desde que se entregue el pliego petitorio, a fin de que el aumento salarial impacte las vacaciones de fin de año y aguinaldo.

Información La Jornada.

Shortlink: