Ex directora de Salud de Sinaloa admite desvío de recursos

María Alejandra Gil Álvarez, al centro.

María Alejandra Gil Álvarez, al centro.

Culiacán, Sin. María Alejandra Gil Álvarez, quien fue directora de los Servicios de Salud de Sinaloa durante la administración de Mario López Valdez (2011-2017), reconoció su responsabilidad en el desvío de 14 millones de pesos, del que es acusada junto con Ernesto Echeverría Aispuro, ex secretario del ramo.

La ex funcionaria recurrió la suspensión condicional del proceso, lo cual le permitió evitar la cárcel con un pago de 7 millones de pesos como reparación del daño.

El desvío, denunciado por la Auditoría Superior del Estado, involucra también a Jaime Otáñez García, ex director de Atención Médica.

Luego de tres meses, la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción integró una carpeta en contra de los tres ex funcionarios por ejercicio indebido del servicio público y desempeño irregular de la función pública, y en noviembre acreditó el desvío de los 14 millones de pesos, señaló la Fiscalía General de Justicia del Estado. Los imputados fueron vinculados a proceso en la causa penal 562/2017, añadió.

Al concluir la etapa de investigación complementaria, la dependencia no encontró suficientes pruebas contra Jaime Otáñez García, por lo que determinó sobreseimiento, pero los procesos contra Echeverría Aispuro y Gil Álvarez continuaron.

Para evitar un juicio oral, Gil Álvarez aceptó su responsabilidad en el desvío y se acogió a la figura de suspensión condicional del proceso, cuya finalidad es reparar el daño para evitar una sanción.

El dinero que Gil Álvarez deberá depositar será reintegrado a los Servicios de Salud de Sinaloa.

El proceso contra Ernesto Echeverría Aispuro continúa abierto y tendrá que presentarse el 31 de julio a una audiencia intermedia.

Información La Jornada.

Shortlink: