Exigen acabar con la crisis humana en México

nios-migrantes

México. Con una ceremonia en la que participaron activistas e integrantes de diferentes iglesias concluyó ayer la jornada 10 Días por la paz en tiempos violentos, experiencias de paz, la cual comenzó desde el pasado 11 de septiembre y en la que se realizaron diversas actividades.

Agrupados en Iglesias por la Paz, los participantes insistieron en el exhorto para que termine la crisis humana que en México ha dejado más de 26 mil personas desaparecidas, 57 mil asesinatos en los pasados tres años y una falta de credibilidad en las instituciones.

Vivimos una tragedia, no reconocida y asumida en su verdadera dimensión por el Estado, el cual es el responsable de esta situación, planteó la agrupación.

La celebración de ayer coincidió con el Día Internacional por la Paz y hoy (lunes) se conmemora el Día de Oración por la Paz.

Las organizaciones participantes como el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, el Centro de Estudios Ecuménicos y el Observatorio Eclesial, entre otros, resaltaron que a lo largo de casi dos semanas se realizaron actividades en diferentes sitios para hacer un llamado por la paz y la justicia para todas las personas y que se pueda vivir en un mundo libre de violencia.

Al acto de ayer en la Plaza de Santo Domingo, los asistentes llevaron velas y flores que colocaron en el piso en forma de círculo. La ceremonia fue presidida por fray Julián Cruzalta, quien exhortó a que la rabia e indignación por la impunidad que prevalece en el país se transformen en organización, porque sin justicia no habrá paz, apuntó.

Juan Carlos Trujillo, del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, comentó que cuatro de sus hermanos están desaparecidos y por eso aprendimos a luchar. No queremos que lo que vivimos en nuestra familia se repita en otras, aunque es difícil, sobre todo, la lucha contra la indiferencia.

Los asistentes se pronunciaron en contra de la violencia contra las mujeres, la discriminación y agresiones que sufren los migrantes centroamericanos y a casi un año de su desaparición, reiteraron la exigencia en torno a la presentación de los estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos, de Ayotzinapa, Guerrero.

Información La Jornada.

Shortlink: