Exigen alerta de género tras asesinato de Mara

6-mara

La estudiante Mara Fernanda Castilla Miranda. Foto: Especial.

Puebla. La indignación causada por el homicidio de la estudiante Mara Fernanda Castilla Miranda se convirtió ayer en una manifestación frente a Casa Aguayo, sede de la Secretaría General de Gobierno, para exigir que la administración de José Antonio Gali Fayad emita la alerta de género que activistas, organizaciones y universidades piden desde hace dos años por el incremento de feminicidios en la entidad.

Los restos de la alumna del tercer semestre de la licenciatura en Ciencias Políticas de la Universidad Popular Autónoma de Puebla (UPAEP) fue hallado el viernes con huellas de abuso sexual, envuelto en unas sábanas y toallas con logotipos del Motel del Sur, ubicado en la capital poblana. El cadáver fue encontrada al fondo de una barranca de San Miguel Xonacatepec, en esta ciudad, informó Víctor Carrancá Bourget, titular de la Fiscalía General del Estado (FGE).

El cuerpo presentaba huellas de violación, tortura y estrangulamiento, cometidos presuntamente por un hombre identificado como Ricardo Alexis N, chofer del servicio de taxis Cabify. El gobierno de Gali ha informado sobre la suspensión de la concesión de la empresa en Puebla y ha prometido que se aplicará todo el peso de la ley sobre el homicida.

Sin embargo, organizaciones de feministas, defensores de derechos humanos, instituciones de educación superior, activistas, políticas, académicas y luchadoras sociales han expresado que esa medida no es suficiente, sino que se debe emitir la alerta de género.

En Casa Aguayo, la manifestación estuvo encabezada por mujeres, quienes colocaron veladoras, flores, mantas y lonas para condenar el feminicidio de Mara Fernanda y el resto de las mujeres ultimadas, responsabilizaron al gobierno estatal del aumento en la violencia contra mujeres y exigieron que se emita la alerta de género.

Bienvenido a Puebla, estado de feminicidios, decía una de las mantas en negro y letras blancas que se exhibieron ante el edificio que ocupa la dependencia responsable de la política interior en la entidad.

La UPAEP dispuso suspender actividades este lunes y convocó a una marcha multitudinaria para exigir justicia en el caso de su alumna. La institución, de corte católico, emitió un comunicado en el que señala: “Estamos dolidos e indignados por la pérdida de nuestra estudiante Mara Fernanda Castilla Miranda, cobardemente asesinada.

Nos solidarizamos con la familia Castilla Miranda, con sus compañeros y amigos, así como con tantas familias que han sido víctimas de la inseguridad e impunidad. Por esa razón exigimos acciones concretas de las autoridades para detener esta escalada de violencia que tanto lastima a nuestra sociedad. Justicia y Paz para la construcción del bien común.

Funeral en Xalapa

El cuerpo de Mara fue entregado a su familia y velado en una funeraria de Xalapa. Sobre el féretro de la joven de 19 años fue colocada una fotografía en la que sonríe recostada en una banca. El sepelio se llevará a cabo al mediodía de este domingo en el panteón Bosques del Recuerdo. Luego sus familiares y amigos marcharán en silencio en demanda de justicia y alto a la violencia contra mujeres en México.

Mara fue vista con vida por última vez la madrugada del 9 de septiembre al abordar un taxi de Cabify tras salir del bar The Bronx, en el municipio metropolitano de San Andrés Cholula. De acuerdo con el servicio solicitado por su hermana, el taxista la llevaría a su domicilio en Torres de Mayorazgo, al sur de la ciudad de Puebla.

Sobre la cronología de los hechos, el fiscal Víctor Carrancá expuso con imágenes obtenidas de cámaras de videovigilancia de la ciudad que el conductor llegó al domicilio indicado, donde permaneció estacionado cerca de media hora sin que Mara bajara del vehículo.

Después el chofer se trasladó a una tienda de conveniencia Oxxo, donde compró cigarros. Posteriormente se trasladó al Motel del Sur, que se encuentra en la calle 11 Sur de la capital, donde abusó sexualmente de Mara y luego la asesinó.

Al final, el fiscal dijo que le corresponde aportar los elementos de prueba que derivó de la investigación. Precisó que la familia ya fue informada y que el conductor continúa negando el crimen tras reservar su derecho a declarar en la tercera audiencia.

Carrancá Bourget indicó que la FGE realizará la ampliación de cargos por el delito de feminicidio y en su momento solicitará la pena máxima que permite la ley.

Precisó que el conductor de Cabify se encuentra detenido desde el martes pasado por las inconsistencias en su declaración, que quedó asentada en la carpeta de investigación número 14652/2017/ZonaCentro.

De acuerdo con observatorios ciudadanos y colectivos feministas, el asesinato de la estudiante, originaria de Xalapa, Veracruz, sería el feminicidio número 83 en lo que va del año. El fiscal de Puebla sólo reconoció 56, arguyendo que los otros 27 fueron asesinatos de mujeres, pero no por condición de género.

Al término del sexenio de Rafael Moreno Valle Rosas, de 2013 –cuando se tipificó el delito de feminicidio en el estado– al 15 de diciembre de 2016, cuando el panista concluyó su mandato, el número de crímenes de odio contra mujeres en Puebla pasó de 12 a 81, un incremento de casi 700 por ciento.

Shortlink: