Fracasó instalación de K invertida ya que “faltó construir un soporte”

Debido a las afectaciones que provocará el corte de agua, la alcaldía de Iztapalapa  instaló 90 módulos para que los vecinos soliciten pipas en forma gratuita. En varios puntos de esa demarcacion el reparto de agua comenzó ayer.

Debido a las afectaciones que provocará el corte de agua, la alcaldía de Iztapalapa instaló 90 módulos para que los vecinos soliciten pipas en forma gratuita. En varios puntos de esa demarcacion el reparto de agua comenzó ayer.

La falla de la pieza conocida como K invertida en el sistema Cutzamala se debió a que para su instalación faltó construir una base de concreto en la que tendría que apoyarse, señaló la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Aún faltan por realizarse los peritajes de los trabajos que hicieron las empresas Consultoría de Ingeniería para Soluciones Integradas (Cisi) y Consultoría en Obras Estructurales de Tuberías, que presentaron en forma conjunta el proyecto de mantenimiento de la semana pasada.

Estas empresas ganaron la licitación a otras tres por presentar la oferta más baja, por 159 millones 967 mil pesos, aunque la Conagua afirmó que el costo total del contrato fue de 480 millones de pesos.

Cisi ha realizado diversos trabajos para la dependencia. Uno de los más recientes fue que se encargó de realizar la segunda etapa de la línea de alta presión de la planta de bombeo 5 a la torre de oscilación 5.

Víctor Alcocer, subdirector técnico de la Conagua, en entrevista radiofónica, dijo que se va a hacer una auditoría técnica de los trabajos del 31 de octubre al 6 de noviembre; en particular la instalación de la pieza K invertida, para lo cual se requería un atraque de concreto –una especie de dado– que no se construyó.

Señaló que también se requería una válvula en cada uno de los brazos de la pieza para tener mayor control, además de que el Organismo de Cuenca de Aguas del Valle de México fue el que estuvo a cargo de las obras del Cutzamala.

El 13 de junio de 2014 se otorgó el proyecto a las empresas, el cual fue aplazado y desde el año pasado se contaba con la pieza K invertida, a partir de una licitación que se hizo hace varios años, según señaló hace unos días el director de la Conagua, Roberto Ramírez de la Parra.

Se presentó una convocatoria en mayo de 2013 para el proyecto ejecutivo para los múltiples de succión y descarga, nombre técnico de la K invertida, así como la interconexión de líneas de alta presión en la planta de bombeo 5.

Una licitación fue convocada el 29 de mayo de 2014 por el Organismo de Cuenca para la Construcción de la tercera etapa de la segunda línea de alta presión de la planta de bombeo número 5 a la torre de oscilación 5 del complejo hídrico.

Expertos en la materia señalaron que el fracaso en la colocación de la pieza también se pudo deber a un mal diseño y a un error en su construcción, ya que la idea de su instalación era buena para evitar futuros cortes en el sistema que abastece de 16 mil litros de agua por segundo al valle de México.

La Conagua aún está en el análisis para determinar si hay o no alguna responsabilidad de carácter contractual, para definir si hay sanciones contra las constructoras, luego de que 7.5 millones de personas en el valle de México se quedaron sin agua más de una semana y aún sigue sin restablecerse el servicio en su totalidad.

El director del Organismo de Cuenca, Antonio Juárez, estuvo al frente de las operaciones los primeros días, pero desde el jueves el director de la Conagua fue quien dio la información.

Información La Jornada.

Shortlink: