Gobierno perdió control financiero del NAICM: diputados

Obras en el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. Foto: Cristina Rodríguez/Archivo.

Obras en el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. Foto: Cristina Rodríguez/Archivo.

Al gobierno federal se le ha ido el control financiero y de avance de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), sostuvo la comisión especial de la Cámara de Diputados que da seguimiento al proyecto, la cual confirmó, con base en auditorías, que el costo de la obra pasó de 160 mil millones de pesos a más de 250 mil e incluso puede llegar a superar los 300 mil millones de pesos.

De acuerdo a un informe consolidado de las auditorías 2014, 2015 y 2016, así como las observaciones y estatus que reporta la Auditoría Superior de la Federación (ASF), la unidad de evaluación y control de la Cámara de Diputados detectó que hay un proceso de recuperación de 567 millones de pesos, de una observación de más de 900 millones de pesos que hizo la ASF.

Ciudad de México. Al gobierno federal se le ha ido el control financiero y de avance de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), sostuvo la comisión especial de la Cámara de Diputados que da seguimiento al proyecto, la cual confirmó, con base en auditorías, que el costo de la obra pasó de 160 mil millones de pesos a más de 250 mil e incluso puede llegar a superar los 300 mil millones de pesos.

De acuerdo a un informe consolidado de las auditorías 2014, 2015 y 2016, así como las observaciones y estatus que reporta la Auditoría Superior de la Federación (ASF), la unidad de evaluación y control de la Cámara de Diputados detectó que hay un proceso de recuperación de 567 millones de pesos, de una observación de más de 900 millones de pesos que hizo la ASF.

Tras recibir un informe de ello este jueves en la Comisión especial, el presidente de dicha instancia, Rafael Hernández Soriano, sostuvo que hasta el momento se han invertido 136 mil millones de pesos, pero no tienen certeza del costo final de la obra ni de cuándo iniciará pruebas y operaciones.

Recalcó que los dictámenes e informes de los mismos encargados de su construcción, comprueban un aumento significativo en su costo.

“Sin información específica, objetiva y clara, se ha venido incrementando el costo de la obra: de 169 mil millones de pesos que se anunció en 2014, ya nos dicen que vale más de 250 mil (millones de pesos)”, indicó el diputado federal.

Sin embargo, recalcó que el cálculo de la Comisión legislativa, reforzado con los dictámenes de la ASF, indican que el costo superará los 300 mil millones de pesos. “Cifra que en un primer momento fue negada por los encargados de la obra y ahora por sus declaraciones están confirmando que se va a ir muy por encima del costo”.

También ha variado el presupuesto público, ya que originalmente se estableció que éste estaba programado para 58 por ciento del costo de la obra, pero en un nuevo avance se establece en alrededor de 30 por ciento. Esta situación, dijo, es preocupante, porque las ganancias del aeropuerto se irían a renta privada, es decir, “las ganancias serían para quienes han abierto la línea de crédito”, explicó el diputado perredista.

“Que es lo que nos dice todo este incremento y danza de cifras nada objetivas, porque no nos han dado a conocer un costo final, una fecha aproximada, ya no diría precisa, del arranque de las pruebas y posterior operación del nuevo aeropuerto, lo que nos lleva esto como conclusión es que el gobierno federal ha perdido el control financiero y de avance de la obra del nuevo aeropuerto, no sé si por incapacidad o negligencia, pero ha perdido el control de la mayor obra de este sexenio”, agregó.

El legislador llamó al gobierno federal a corregir en los meses que le resta a la presente administración las anomalías para dar certeza del proyecto. También pidió se transparente el uso de los recursos, ya que señaló que le negaron a esta comisión la información sobre el uso de recursos de dos de los tres fideicomisos que se usan para su construcción.

Además, Hernández Soriano pidió, a título personal, la separación de su cargo del titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Gerardo Ruiz Esparza, ya que lo consideró como el principal obstáculo para la transparencia en esta obra.

Con información de: La Jornada.

Shortlink: