Gordillo, en libertad absoluta

elba-esther-gordillo-tras-rejas_gde

México. . Luego de cinco años y cinco meses de encarcelamiento, Elba Esther Gordillo Morales, ex dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), obtuvo su libertad absoluta luego de que durante ese tiempo la Procuraduría General de la República (PGR) fracasó para acreditar las acusaciones que le realizó por su presunta responsabilidad en los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita (lavado de dinero), delincuencia organizada y defraudación fiscal.

En un mensaje a los medios de comunicación que ofreció el abogado Marco Antonio del Toro poco después de las 2:30 horas de ayer, se dio a conocer que el primer tribunal unitario en materia penal en Ciudad de México decretó el sobreseimiento de la única causa penal que mantenía privada de su libertad a Gordillo Morales, por los delitos de lavado de dinero y delincuencia organizada, y por los cuales fue detenida en febrero de 2013 en el aeropuerto internacional de Toluca.

El litigante señaló que será la ex lideresa del SNTE –uno de los sindicatos con mayor número de integrantes en América Latina– quien el próximo 20 de agosto se presentará ante los medios de comunicación y dará una conferencia de prensa para hablar de su caso. En tanto, nadie podrá dar información en nombre de su cliente.

La PGR respetará decisión

En respuesta a la resolución judicial que otorgó libertad absoluta a Elba Esther Gordillo, la PGR señaló que respeta la decisión del Poder Judicial de la Federación (PJF), aunque no la comparte.

Mediante un comunicado de prensa, la dependencia refirió que ha actuado “en todo momento con estricto apego a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, así como a las leyes que orientan su actuación y, sobre todo, en absoluto respeto a los derechos humanos (…) e interviene cuando se presenta un hecho que la ley señala como delito y exista la probabilidad de que alguien lo cometió o participó en su comisión”.

La tarde del 26 de febrero de 2013 Elba Esther Gordillo partió de Houston, Texas, Estados Unidos, a bordo de un jet privado, y fue detenida por autoridades federales cuando arribó al aeropuerto de Toluca.

Ese mismo día el entonces titular de la PGR, Jesús Murillo Karam, ofreció una conferencia de prensa en la que dio a conocer que Gordillo Morales había sido aprehendida con base en una orden de aprehensión girada por el juez sexto de distrito en materia penal con sede en el Reclusorio Oriente, Alejandro Caballero Vértiz.

El Ministerio Público Federal la acusó de haber desviado recursos del SNTE –con base en datos de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda–, y realizar operaciones irregulares por mil 978 millones de pesos, ya que se habrían triangulado los recursos a cuentas particulares abiertas en México y el extranjero, y que los recursos se habían utilizado para adquirir bienes, pagar cuentas personales en tiendas departamentales de lujo y cubrir cirugías estéticas y tratamientos médicos en clínicas y hospitales de Estados Unidos.

Por estos hechos, la PGR también acusó de los mismos delitos a tres colaboradores de Gordillo Morales: Isaías Gallardo Chávez, Manuel Díaz Flores y Nora Guadalupe Ugarte Ramírez.

A principios de marzo de 2013, debido a su estado de salud, la ex lideresa sindical fue trasladada del Penal de Santa Martha Acatitla a la Torre Médica de Tepepan, en Xochimilco, donde los internos reciben atención hospitalaria. La petición fue hecha por el médico personal de la maestra, con base en el diagnóstico emitido por personal del sistema penitenciario, ya que enfrenta padecimientos crónicos, entre ellos hipertensión, insuficiencia renal, hepatitis C, glaucoma hepático y un quiste en el páncreas.

Prácticamente Gordillo Morales permaneció la mayor parte del tiempo en hospitales privados, debido a sus padecimientos, hasta que en diciembre de 2017 se le concedió el beneficio de la prisión domiciliaria, luego de que en cuatro ocasiones jueces federales habían rechazado sus peticiones.

Durante los más de cinco años que duró su litigio también enfrentó acusaciones por defraudación fiscal, casos en los que también resultó absuelta.

Noticia de madrugada

La madrugada de ayer, Marco Antonio del Toro informó que a las 23:30 horas del martes el primer tribunal unitario en materia penal del primer circuito notificó su resolución, en la cual decretó la absoluta libertad para su cliente. Ella, a través de una carta, expresó:

“Debido a la muy larga situación de aislamiento a la que me he visto sometida, me es necesario un plazo para asimilar privadamente las evidentes emociones que se derivan de un hecho tan importante en lo personal.

Por lo anterior, he decidido no tener ningún contacto con medio de comunicación nacional o extranjero alguno, pues considero que esta etapa que me ubica en una nueva circunstancia debe ser adecuada y suficientemente recibida y vivida en familia.

Luego de ello, Gordillo Morales se reunió con su familia y abandonó el departamento en el que permaneció en prisión domiciliaria.

Información La Jornada.

Shortlink: