Homenaje a Silvia Lozano se convirtió en festivo tributo a la vida y la danza

silvia lozano

El homenaje que rindió la noche del viernes el Ballet Nacional Folclórico de México a su fundadora, la bailarina y coreógrafa Silvia Lozano, terminó en una festiva celebración a la vida y la danza.

Alrededor de un centenar de bailarines que han pertenecido a esa agrupación en diferentes momentos de sus 58 años de existencia subió de manera espontánea al escenario para felicitar a la creadora e intérprete poblana y al unísono bailar un son istmeño, transformando el lugar en colorida verbena.

El público que llenó el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris, sede de los grandes éxitos de Silvia Lozano desde mediados de la década de los años 70 y 80 del siglo pasado, celebró con ovaciones el hecho, al tiempo que agradecía de esa manera las dos horas de actuación que brindaron los bailarines de la compañía.

Momentos antes fue proyectado un video con la semblanza de la maestra, en el que se destacó su amor por la cultura y las tradiciones de nuestro país, su trabajo en el cine, el momento en el que fundó el Ballet Nacional Folclórico de México, en 1960, y los éxitos internacionales que ha cosechado desde entonces al frente de ese agrupación dancística.

También le fue entregado un reconocimiento por sus aportaciones a la danza y su destacada trayectoria, y su colega y amiga Ema Pulido, en un breve discurso, le agradeció haber abierto brecha en el mundo a la cultura mexicana y representar de manera tan digna al país.

Colorido mosaico multicultural

Mi vida en la danza, Silvia Lozano fue el título del programa presentado por única ocasión por la mencionada agrupación dancística, el cual estuvo integrado por danzas y bailes de diversas regiones de la República Mexicana.

Ataviados con vistosas vestimentas tradicionales, los bailarines, hombres y mujeres, formaron un colorido mosaico multicultural que permitió al público disfrutar algunos de los temas musicales y bailables más representativos de los estados de Michoacán, Oaxaca, Guerrero, Chiapas, Yucatán, Veracruz y Jalisco.

Con música en vivo, a cargo de diferentes ensambles, se apreciaron temas como La danza de los viejitos, El jarabe mixteco, La flor de piña, laDanza de la pluma, la Sandunga, La cumbia maya, El tilingo lingo, La bruja, La bamba, El jarabe tapatío y el Son de la negra, entre otros.

Información La Jornada.

Shortlink: