Hoy, paro y protestas en Argentina contra las políticas de Macri

En la imagen, manifestación de maestros para exigir mejoras salariales en Buenos Aires.

En la imagen, manifestación de maestros para exigir mejoras salariales en Buenos Aires.

Buenos Aires. Como adelanto de esta semana que comienza con movilizaciones y paros, la noche de este domingo en diversas esquinas de esta capital comenzaron a congregarse vecinos unidos en Marea Ciudadana, en lo que llamaron un semaforazo, con el lema Basta Macri, convocando a miles de automovilistas que hicieron sonar sus bocinas en acompañamiento a la protesta.

Denunciaron el grave deterioro de todos los sectores de la población por las políticas del gobierno”, como tarifas impagables, despidos masivos, recesión económica y devaluación del peso.

Participaron importantes figuras sindicales y diputados, y destacaron la fuerte repercusión entre los automovilistas, que acompañaban la protesta con bocinazos en cada semáforo en rojo.

No hay nadie que no esté afectado por las medidas del gobierno de Macri, que no son para frenar una crisis, sino que son una brutal transferencia de recursos a los sectores ricos, indicaron los dirigentes en el comunicado.

Mientras el presidente está en Washington para explicar las bondades de su política y lograr otro adelanto del Fondo Monetario Internacional, lo que continuará disparando la ya de por sí impagable deuda adquirida por esta administración, este lunes comienza con un paro y una movilización a partir del mediodía de las Centrales Argentinas de Trabajadores (CGT) y los gremios que integran el Frente Sindical para el Modelo Nacional, entre ellos el poderoso sindicatos de Camioneros, los Bancarios y otros que se movilizarán hasta Plaza de Mayo donde culminarán con un acto.

Otros organismos sindicales, gremios y partidos de izquierda se movilizarán y acompañarán el acto central de este lunes a las 15 horas, y a partir de la medianoche todos se unirán al paro nacional convocado por la CGT.

Los líderes sindicales dicen que la situación ha llegado al límite.

Información La Jornada.

Shortlink: