Infantes fantasma, 25% de los niños que supuestamente se atendía en estancias

estancias infantiles

El diagnóstico sobre la operación de las estancias infantiles que en parte precipitó la modificación a sus reglas de operación arroja que 80 mil niños, de un universo de 330 mil, no pudieron ser ubicados por el sistema DIF, por lo que hay dudas de su existencia; alrededor de 100 mil menores más tienen padres que son derechohabientes, ya sea de los institutos Mexicano del Seguro Social (IMSS) o del de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste), por lo que no deberían estar considerados dentro del padrón de éste enfocado a quienes no tienen seguridad social.

Durante una conferencia de prensa de la secretaria del Bienestar, María Luisa Albores, y de la subsecretaria Ariadna Montiel se destacó que el programa adolecía de una focalización para apoyar los sectores más marginados, por lo que el estado de México tenía mil 184 estancias de un total de 9 mil 582, en tanto que Oaxaca únicamente contaba con 232.

Consultada sobre la renuncia de la panista Clara Torres al frente del programa, Montiel precisó que en rigor no era la responsable máxima de las estancias y refirió que recientemente en Ciudad Juárez, en parte de su trabajo de su organización, fue detenido un cura por abuso sexual. Platiqué con ella, para que se aclarara, pero no lo aclaró, hasta que después supimos por medios de comunicación que era un lugar, incluso, en donde estuvimos visitando la transición. La decisión de que dimitiera fue conjunta.

El DIF nos dice que sólo 30 por ciento de las estancias cumplen, no tienen situación de riesgo. El 26 por ciento presenta situaciones que pueden representar riesgo y requieren ser atendidos a corto plazo. Y 40 por ciento está en riesgo total para niñas y niños y debió cerrarse la estancia, dijo Montiel.

Albores señaló que los apoyos ahora corresponderán a 800 pesos mensuales otorgados bimestralmente –anteriormente eran 950 pesos mensuales por niño, entregados a las estancias–, pero que el primer bimestre aún no se ha entregado. La secretaría prevé hacerlo una vez que se concluya el censo que se realizará a partir de esta semana.

Montiel advirtió que otras inconsistencias del programa es que se integró a las estancias la posibilidad de que niños de 3 y 4 años pudieran hacer el primer año de prescolar en esos centros.

Para el nuevo gobierno, este nivel corresponde a educadoras con formación profesional y no a las personas que atienden las estancias. Sin embargo, precisó que en este año se censarán también a estos menores que conforman casi la mitad del padrón para evitar afectaciones.

Información La Jornada.

Shortlink: