“Invisibilizada”, la atención de salud privada en México

Foto: Archivo.

Foto: Archivo.

El subsistema privado de atención de la salud en México está invisibilizado y tiene poca regulación, coincidieron en señalar especialistas. Además, el crecimiento en los precios amenaza con afectar la salud de la población, sobre todo la de escasos recursos.

La concentración económica está en los grandes hospitales, los pequeños y medianos no compiten en el mercado de alta tecnología, situación que incide en los costos. Lo anterior está sustentado en un estudio encabezado por Miguel Ángel González Block, investigador de la Universidad Anáhuac.

Javier Potes González, director general del Consorcio Mexicano de Hospitales, señaló que pese a ser un sistema no trabajan como tal, sino de manera totalmente desarticulada. Y se tienen problemas de recursos porque la población no cuenta con capacidad económica para tener acceso a él.

Enrique Ruelas Barajas, presidente y director del Instituto Internacional de Futuros de la Salud y del Centro Internacional de Calidad y Liderazgo de Organizaciones de la Salud (Ciclos), dijo que la calidad en los servicios de salud en México es un asunto aleatorio, de suerte, y destacó, entre otras cosas, que la ética tiene que ser un elemento más presente en este sector.

Según los datos proporcionados, 35 por ciento de la población afiliada a esquemas públicos de protección financiera se atiende en servicios ambulatorios privados, debido a que la oferta de aquellos es insuficiente e insatisfactoria.

Existen en México 2 mil 960 unidades hospitalarias y cerca de 60 mil consultorios médicos privados, los cuales operan de manera independiente y son atendidos por sólo un profesional, quien ejerce sin el apoyo de academias, colegios, asociaciones y con escaso apoyo de las autoridades de salud pública.

En el estudio El subsistema privado de atención de la salud en México. Diagnóstico y retos se expone que este sector está segmentado acorde con el nivel socioeconómico de la población que atiende. La asistencia médica a quienes tienen menores recursos es ofrecida por médicos generales y en pequeños hospitales dispersos y poco regulados.

González Block dijo que se detectó que 94 hospitales de más de 50 camas enfocados en estratos de mayores ingresos o que cuentan con una cobertura de seguro, representan 3.2 por ciento del total de unidades médicas privadas y son responsables de producir 64.1 por ciento del producto bruto hospitalario.

Dijo que si bien los médicos son certificados periódicamente, en la práctica son escasamente regulados para garantizar que los pacientes reciban intervenciones efectivas acordes con el costo.

En el documento se expone que la industria farmacéutica vende 70 por ciento de los medicamentos en el mercado privado, en tanto, la de genéricos ha crecido, pero es menor a lo esperado, debido a la baja competitividad del sector.

Miguel Ángel González Block, Ricardo Aldape Valdés, Lucero Cahuana Hurtado, Sandra Patricia Díaz Portillo y Emilio Gutiérrez Calderón advierten falta de regulación en la facturación hospitalaria estandarizada, lo cual dificulta el manejo transparente en el costo de los insumos y de la atención médica, que además inhibe la competencia y permite que los precios sean determinados por los prestadores de servicios.

Indicaron que la evidencia sugiere una amplia oportunidad para integrar el subsistema privado en la prestación de servicios financiados con fondos públicos bajo esquemas innovadores de aseguramiento público-privado.

Información La Jornada.

Shortlink: