Katsumi y el dragón toma una cultura ancestral para hablar de valentía

El montaje está a cargo de Raíces Tejidas, compuesta por recién egresados de la UNAM.Foto cortesía de la compañía teatral

El montaje está a cargo de Raíces Tejidas, compuesta por recién egresados de la UNAM.Foto cortesía de la compañía teatral

Una poética y conmovedora historia sobre cómo enfrentar los miedos y vencerlos es la que narra la obra Katsumi y el dragón, que se estrenó este 12 de enero en el Foro Sor Juana Inés de la Cruz del Centro Cultural Universitario (CCU), donde se mantendrá en temporada hasta el 27 del mismo mes.

Dirigida al público infantil y juvenil, se trata de la opera prima de Raíces Tejidas, compañía teatral formada por recién egresados de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), cuya misión –según sus integrantes– es crear proyectos de alta calidad estética y contenido cultural que colaboren con el crecimiento integral y emocional de los niños, niñas, jóvenes y sus familias.

La puesta en escena forma parte del programa Incubadora de Grupo Teatrales, auspiciado por Teatro UNAM en colaboración con el Colegio de Literatura Dramática y Teatro, con el cual se busca apoyar a recién egresados de esa disciplina artística.

Esto, según información de la dependencia universitaria, mediante la creación de compañías que les permitan desarrollar herramientas de autogestión en su trabajo en diferentes áreas, como experiencia en el escenario, conocimientos sobre gestión, administración, producción y difusión.

Con 50 minutos de duración, Katsumi y el dragón se propone rescatar el valor de las leyendas para incentivar la imaginación del público a partir de elementos de la cultura japonesa ancestral.

Entre ellos se encuentran el origami, la figura de los ninjas y samuráis, así como algunos animales mitológicos de aquella nación, como el dragón, el zorro, los peces koi y la grulla, además de la música, vestimentas y valores como el respeto, el honor y la valentía.

El propósito de Raíces Tejidas con esta pieza es comunicar al público infantil y juvenil cómo vencer sus miedos y los obstáculos que les presenta la vida, en lugar de rendirse y actuar de manera negativa ante los seres que los rodean.

La obra cuenta la historia de una valerosa joven, nieta de un viejo samurái que, al lado de su amigo dragón, deberá emprender una larga travesía por el mar y diversas islas para recuperar el sable que mantiene el equilibrio del mundo.

Durante el viaje, deberá enfrentarse y superar diversas problemáticas que la harán reforzar los valores adquiridos en los entrenamientos con su abuelo. Al final, descubrirá si cuenta con los elementos y valores suficientes para convertirse en una guerrera samurái.

Uno de los aspectos más significativos del montaje, dirigido por Andrea Salgado, es que prescinde del uso de la palabra hablada y narra la historia a partir del lenguaje corporal, así como la vestimenta y el diseño musical y de iluminación.

A lo anterior se suma el empleo de vistosos títeres, máscaras y disfraces, así como diversas figuras de origami de tamaños variados y una en apariencia sencilla escenografía, integrada por un largo biombo blanco en la parte posterior del escenario, el cual se transforma en habitación, diversas islas y el océano, algo así como un enorme libro de ilustraciones en el que los espectadores pueden tener la impresión de vivir la historia de primera mano.

El elenco lo integran Dafne Itzamná Fuentes, Nydia Parra, Mario Esteban Martínez y Pablo Saldaña. En tanto, en el equipo creativo participan Shanat Cortés en el diseño de vestuario, Elizabeth Ortiz en el de escenografía, Isaías Mora en la iluminación, Nydia Parra en la música y sonoridad y Alejandro Vargas en el diseño de títeres.

Katsumi y el dragón se mantendrá en temporada los sábados y domingos hasta el 27 de enero a las 12:30 horas, en el Foro Sor Juana Inés de la Cruz en el Centro Cultural Universitario (Insurgentes 3000, Ciudad Universitaria). Entrada libre.

Información La Jornada.

Shortlink: