La Catrina, entre la tradición y el ballet

catrina ballet

La Catrina baila ballet clásico y se pasea entre flores de cempasúchil, por los olores y los colores del mercado de Jamaica, luego saluda a los viajeros en vagones del Metro. La danza que celebra las almas de nuestros muertos, que nos visitan estos días, aparecen gracias al fotógrafo Édgar Olguín, quien creó la serie #DanzaTrinas. ‘‘Un ejercicio de color y movimiento” es el trabajo del autor, quien busca entablar un diálogo estético entre la tradición del Día de Muertos y el ballet. Un campo en San Gregorio Atlapulco, en Xochimilco, reserva ecológica que resguarda esas flores ancestrales, sirvió de escenario para fotografiar la danza enmascarada. Las modelos son Valeria Gaona, bailarina profesional, así como las estudiantes de ballet clásico Vanessa Ontiveros, alumna del CCH Sur, y Romina Pérez, quien a sus 10 años también práctica gimnasia y pasos de jazz. Desde hace un año Olguín capta las imágenes de la colección Instante subterráneo, en las que la danza irrumpe en el caos citadino en avenidas, mercados, basureros abandonados o el transporte público. (Con información de Alondra Flores Soto). Foto Édgar Olguín

Información La Jornada.

Shortlink: