La CNDH emite nuevas medidas cautelares para proteger derechos de centroamericanos

Caravana migrante frenada este sábado al salir rumbo a territorio oaxaqueño. Foto Ap.

Caravana migrante frenada este sábado al salir rumbo a territorio oaxaqueño. Foto Ap.

Ante las violaciones a las garantías de muchos de los integrantes de la caravana migrante que transita por México en las que han incurrido funcionarios de los tres órdenes de gobierno, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió nuevas medidas cautelares dirigidas a las instancias federal, estatal y municipal.

En primer lugar solicitó la protección de los menores de edad que se encuentran detenidos en el recinto ferial de Tapachula, Chiapas, para que se les brinden opciones de alojamiento alternativo. De igual forma pidió al Instituto Nacional de Migración (INM) investigar el caso de una persona que fue asegurada por su personal en el municipio de Arriaga, y después fue golpeada por un servidor público.

En el primer caso, durante las labores de seguimiento y acompañamiento de la Caminata Migrante realizadas por personal de la CNDH se observó la situación de niñas, niños y adolescentes detenidos en las instalaciones del recinto ferial que ha sido habilitado como lugar cerrado con seguridad estatal perimetral a cargo del INM, quienes están expuestos a situaciones que podrían provocarles problemas sicológicos y de desarrollo, relacionados con sus experiencias durante la detención.

Para la mayoría de estos menores esta situación incluye la pérdida de la libertad ambulatoria, al igual que la de sus familiares, y la separación forzada del mundo exterior, además de que en muchos casos ya cuentan con la constancia de trámite que los acredita como solicitantes de la condición de refugiado, lo que les permite mayor movilidad y alojarse en albergues de la sociedad civil, subrayó la CNDH en un comunicado.

Solicitó otorgar inmediatamente la protección a los pequeños, adolescentes y a sus familiares detenidos en Tapachula, y que al mismo tiempo sean solicitantes de la condición de refugiado, una alternativa de alojamiento adecuado para proteger de manera integral sus derechos humanos; que los gobiernos realicen de manera coordinada y en el ámbito de sus competencias, acciones conjuntas con organizaciones o instituciones como la Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, a fin de que se generen dichos espacios de alojamiento alternativo en albergues de la sociedad civil de Chiapas adonde puedan ser canalizadas.

En lo referente al migrante asegurado y golpeado por personal del INM en Arriaga, la CNDH pidió que se brinde protección, seguridad y atención médica al agraviado, garantizando sus derechos humanos y que los servidores públicos del instituto que participaron en los actos de agresión –difundidos hace unos días en un video– se abstengan de realizar funciones de verificación migratoria o de contacto con personas migrantes, en tanto se lleva a cabo la investigación y se deslindan las responsabilidades correspondientes.

Información La Jornada.

Shortlink: