La educación en México avanza a 1.3 años de escolaridad por década

Al menos 5.1 por ciento de los menores que cursan cuarto, quinto y sexto grados de primaria son regañados o castigados por hablar una lengua indígena en su escuela, cifra que se eleva a 15.8 en los planteles multigrado, revela estudio del INEE. La imagen, en un salón de clases de la Ciudadela, en la capital del país

Al menos 5.1 por ciento de los menores que cursan cuarto, quinto y sexto grados de primaria son regañados o castigados por hablar una lengua indígena en su escuela, cifra que se eleva a 15.8 en los planteles multigrado, revela estudio del INEE. La imagen, en un salón de clases de la Ciudadela, en la capital del país

México. En los pasados tres lustros la matrícula del sistema educativo nacional se incrementó en 6.5 millones, principalmente por el aumento en la atención de estudiantes de preescolar, secundaria y bachillerato, afirmó Héctor Robles Vásquez, director general de Integración y Análisis de Información del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (Inee).

Destacó que pese a los avances aún quedan retos por atender. La cobertura en prescolar, primaria y secundaria pasó de 23.8 a 25.7 millones en los pasados 15 años, pero tan sólo en prescolar estimó que 17 de cada 100 niños de tres a cinco años están fuera de la escuela, mientras que en secundaria la asistencia escolar de los menores de 12 a 14 años es de 94 por ciento.

Agregó que si bien se observa una reducción en el tiempo para incrementar la escolaridad promedio de los mexicanos, reconoció que la población mejora su nivel educativo a un promedio de 1.3 años de formación por década. A escala nacional se estima que el promedio es de 9.1 años, es decir, con secundaria terminada, pero en entidades como Oaxaca es de 7.5 años.

En contraste, en Ciudad de México la población tiene 11.1 años de escolaridad, lo que significa que tendrán que pasar tres o cuatro décadas para que Oaxaca pueda alcanzar el mismo nivel de desarrollo educativo.

Otro desafío es la universalización del bachillerato. Indicó que de 2003 a la fecha el número de adolescentes atendidos en la educación media superior pasó de 3.1 a 5.1 millones, es decir, 2 millones más en las aulas.

De 2001 a 2007 se alcanzaron tasas anuales de crecimiento de 3.5 por ciento en su cobertura, y sólo de tres puntos porcentuales de 2008 a la fecha, pero la universalización de este nivel educativo es posible que no se alcance en el ciclo escolar 2020-2021, como se tiene previsto, admitió.

En entrevista con La Jornada, previo a la presentación este miércoles del Panorama educativo de México 2017. Educación básica y media superior, en el contexto del seminario XV años del Panorama Educativo de México, que reunirá a especialistas e investigadores este 8 y 9 de agosto, apuntó que uno de los temas abordados en el reporte anual son las supervisiones escolares.

Robles Vásquez adelantó que de los poco más de 15 mil funcionarios en este cargo, se detectó que 60 por ciento de quienes laboran en prescolar no tiene asignado ningún asesor técnico pedagógico; lo mismo ocurre con 35 por ciento en primaria y 46 por ciento en secundaria.

También enfrentan, dijo, desafíos en el equipamiento de las supervisiones escolares, por lo que destacó que el sistema educativo necesita apoyar a estas figuras, que son una pieza central para cualquier cambio o mejora. Se debe hacer un esfuerzo para dotarlos de espacios para que puedan reunirse, de oficinas propias, de condiciones para que puedan realizar su labor.

Gasto educativo, mayor transparencia

En cuanto al gasto educativo, el especialista del Inee señaló que tanto en el Panorama educativo… como en los informes anuales del organismo entregados al Congreso de la Unión, se destacó la necesidad de tener una imagen más completa y exacta de cuánto se gasta en educación obligatoria. Actualmente tenemos datos del gasto nacional en educación, que incluye cultura, ciencia y deporte, pero necesitamos saber cuánto gasta el sistema educativo nacional.

Agregó que no sólo la Federación debe hacer más visible el gasto que destina a la educación obligatoria, también las entidades deben hacer un mayor esfuerzo por transparentar los recursos que destinan.

Este año, puntualizó, también se presentará el Panorama educativo de la población indígena y afrodescendiente 2017, pues por primera vez se incluirán datos sistemáticos de la población afrodescendiente, empleando la información recabada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

Información La Jornada.

Shortlink: