La policía de Israel recomienda inculpar a Netanyahu en un tercer caso de corrupción

La policía israelí acusa al primer ministro, Benjamin Netanyahu, de soborno y abuso de confianza.

La policía israelí acusa al primer ministro, Benjamin Netanyahu, de soborno y abuso de confianza.

Tel Aviv. La policía israelí recomendó este domingo inculpar al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y a su esposa, Sara, en un tercer caso de corrupción y soborno, decisión que pone en riesgo al jefe de gobierno ultraderechista y a su frágil coalición.

Netanyahu es sospechoso de hacer favores gubernamentales a Bezeq, el mayor grupo de telecomunicaciones israelí, que le habrían valido millones de dólares a cambio de una cobertura informativa favorable en Walla, un sitio web de noticias de la corporación.

Esta recomendación fue realizada en una declaración conjunta de la policía y la autoridad bursátil israelí tras un mes de una investigación criminal, denominada Caso 4000, y de acuerdo con el texto “hay suficientes pruebas para imputar a los Netanyahu, al ex propietario de Bezeq, Shaul Elovitch, y a su esposa, Iris, por corrupción.

La declaración policial indica además que Netanyahu supuestamente recibió sobornos y otorgó beneficios financieros y regulatorios a Elovitch, quien también controló el portal de noticias Walla e intervino con reguladores para ayudar a Bezeq; a cambio, el directivo y amigo íntimo del primer ministro supuestamente exigió a Walla dar una cobertura favorable sobre la familia Netanyahu.

Pero la fiscalía general israelí aún debe decidir si inculpa a Nethanyahu, de 69 años, por sobornos, fraude y abuso de confianza, pese a que el premier proclamó una vez más su inocencia y atacó al ex jefe policial Roni Alsheikh, quien renunció este domingo a su puesto, y en el caso de su esposa Sara, de 60 años, las autoridades recomendaron acusarla sólo de obstrucción de la justicia.

Entre 2012 y 2017 el primer ministro y su entorno intervinieron en el contenido publicado por la web de información Walla e intentaron influir en el nombramiento de personas, su objetivo era que se publicaran artículos y fotos halagadoras y suprimir el contenido crítico hacia el primer ministro y su familia, explicó la policía en el comunicado que resume las conclusiones de la investigación.

Los ministros del Likud, partido ultraderechista de Netanyahu, expresaron su apoyo al jefe de gobierno, aunque desde la oposición el jefe de los laboristas, Avi Gabbay, pidió la dimisión del gobernante, al tiempo que la líder de Meretz, partido de izquierda, Tamar Zandberg, pidió en Twitter organizar elecciones ahora.

El gobierno de Netanyahu tiene pequeña mayoría de un escaño en el Parlamento (61 diputados de un total de 120), consecuencia de la dimisión, el 14 de noviembre, del ministro de Defensa, el ultranacionalista Avigdor Lieberman, y de la posterior retirada de la coalición de su partido Beitenu. Netanyahu está a punto de batir el récord de primer ministro con más tiempo en el cargo; llegó en 2009 y continúa fuerte frente a una oposición que no parece tener capacidad de derrotarlo.

Información La Jornada.

Shortlink: