¿Llega la luz de las estrellas hasta la Tierra o la vemos en la distancia?

Imagen del cúmulo de galaxias MACS J1149.

Imagen del cúmulo de galaxias MACS J1149.

Las estrellas generan luz por las reacciones nucleares que se producen en su interior, esta luz viaja por el espacio hasta que llega a la Tierra y a nuestros ojos que es cuando la vemos. Así que la luz de las estrellas sí llega a la Tierra.

El que existan distancias tan enormes unido a la velocidad de la luz supone que hay estrellas tan lejanas que su luz no nos ha llegado todavía, esa luz está aún viajando por el espacio y algún día llegará. Además, con telescopios podemos ver la luz de estrellas que ya han dejado de existir. Estos instrumentos también nos permiten ver las estrellas en las galaxias más lejanas, y por tanto observar cómo eran hace miles de millones de años. Con telescopios hemos podido ver, por ejemplo, la radiación cosmológica de fondo llamada también radiación de fondo de microondas que es una radiación emitida muy poco tiempo después, alrededor de 400.000 años, tras el Big Bang.

Sin usar telescopio, solo vemos los astros de nuestra galaxia porque el resto está demasiado lejos. A simple vista, la estrella más distante que podemos contemplar es Deneb que está en la constelación del Cisne y es una de las más brillantes del cielo. Una de las mediciones sobre dónde está Deneb la ha hecho el satélite Hipparcos y según estos datos, la estrella está a 1.450 años luz de nosotros. Como indica a la perfección la denominación, un año luz es la distancia que la luz recorre en un año; como viaja a 300.000 kilómetros por segundo, en 365 días la luz recorre algo menos de nueve billones y medio de kilómetros. La distancia a la que está Deneb son esos nueve billones y medio multiplicados por 1.450. La cifra es tan enorme que sorprende que veamos a Deneb así de brillante, pero eso es porque se trata de una estrella con una luminosidad 54.000 veces mayor que la de nuestro sol.

En astrofísica empleamos diversos métodos para medir esas distancias a las estrellas. Como la Tierra gira alrededor del Sol tenemos la impresión de que la situación de las estrellas más cercanas aparentemente cambia en relación con otras que están más lejanas. Si medimos esos ligeros cambios con simple trigonometría podemos saber a qué distancia de la Tierra están los astros cercanos. Pero este método que se llama paralaje estelar no nos sirve para los lejanos.

Sin usar telescopio, solo vemos los astros de nuestra galaxia porque el resto está demasiado lejos

Para estos últimos, la mejor fórmula es medir las oscilaciones de la estrella aunque esto tampoco nos sirve para todas, solo se puede hacer con determinados tipos de estrellas variables cuya característica principal es que su brillo cambia, oscila, en periodos fijos. Puesto que existe una relación entre el brillo intrínseco y la duración de ese periodo, midiendo este último podemos saber cómo de brillante debe ser una estrella, y si comparamos la luz total que emite con la que nos llega hasta la Tierra podemos calcular la distancia a la que está.

Información El País. 

Shortlink: