“Lo que más le agradaba a Tin Tan era escuchar la risa del público”

a08n1esp-1

México. “Festejaremos el centenario del natalicio de Tin Tan con una serie de actividades y no sólo un día, pues es el mejor actor cómico en la historia de México, por encima de Cantinflas”, expresó el pasado lunes Alejandro Pelayo, director general de la Cineteca Nacional, en el homenaje a quien en vida se llamó Germán Genaro Cipriano Gómez Valdés Castillo (19 de septiembre de 1915-29 de junio de 1973) y quien besó a las mujeres más bellas del país.

En la Sala 8 de la Cineteca Nacional, llena para tal fin, se reunieron familiares, amigos y admiradores del protagonista de La marca del Zorrillo. Entre ellos, dos disfrazados de Tin Tan pachucote y su carnal Marcelo. Se proyectó un documental realizado por Alejandro Pelayo, en el que artistas de varias disciplinas exponen su idea sobre el personaje y su lugar en el contexto histórico-social.

Entre los testimonios está el de José Luis Cuevas: “El personaje del pachuco lo deja demasiado pronto; creo que se le pudo haber sacado más jugo. Tin Tan se convierte en un personaje de barriada”.

Gilberto Martínez Solares: “Preferí hacerlo un tipo de barriada de México, un tipo astuto, listo, enamorado… que a veces se cree un poquito más listo de lo que es, pero de buen corazón. Era un atleta, a pesar de que no era fortachón; tenía mucho ritmo musical, voz muy agradable. Se dedicó a disfrutar el momento. No fue una persona que viera hacia el futuro. No cuidó ni su vida ni su carrera. Era de dar todo y no recibir nada.

“Productores que tenían una película floja pensaban en dar un papel chiquito a Tin Tan; lo anunciaban y le daban una actuación especial, bien pagada. El resultado era que en cartelera había cinco películas del cómico al mismo tiempo, y en tres o cuatro hacía papeles insignificantes, en películas malas.”

Tocaba estupendamente bien la guitarra

Silvia Pinal: Era un actorazo. Cantaba, bailaba; era un actor dramático, muy buen cómico, ágil. Podía uno montarle una rutina, darle unas líneas y ser muy estricto en ellas, así como en las canciones, en las rutinas. Además, en plan serio tocaba muy bien la guitarra. Componía, tocaba estupendamente bien. En una de las películas, en la vecindad, me cantaba.

José René Ruiz Martínez Tun Tun: “La primera película que hice con Tin Tan fue El rey del barrio. Era mi favorito y trabajar con él era lo máximo. Me pusieron Pasito Tun Tun. No me gustaba ese nombre. Poco a poco se fue retirando lo del Pasito y se fue quedando Enano Tun Tun”.

Carlos Monsiváis: “Era sorprendente su capacidad para los personajes cómicos, de ternura, de cóleras, de interrupciones… de miedos, de timidez. Y cómo va pasando de una sensación a otra con un perfecto dominio facial, con una capacidad cómica notable. Tiene de siete a ocho películas notables. En otras da unas concesiones abominables. Tin Tan y Joaquín Pardavé acaban siendo actores de primera, a diferencia de Cantinflas”.

Todo se resume en un final en el que, en los años 50, Tin Tan hizo una película tras otra sin cuidar la calidad de las mismas.

Tomó la palabra Jorge Alberto Rivera Mora, quien dijo: “Es lamentable la ausencia en debates académicos de temas sobre Tin Tan. Está vivo en la cultura popular. Vemos los efectos de la empatía, de la risa. Hice una tesis doctoral sobre él y encontré un panorama un poco polémico, porque de repente a la cultura popular no se le hace mucho caso en los círculos académicos. Simplemente, Tin Tan nos lleva a la simpatía sin reflexión”.

Rosalía Valdés, hija del homenajeado, expuso: “El espanglish era el futuro en tiempos de mi papá; hoy es el presente.

Recuerdo que mi papá decía que lo que más le agradaba de su trabajo era escuchar la risa de los demás y por eso lo hacía con todo el gusto. Él estaría muy alegre de ver la permanencia que ha tenido su obra entre su gente, entre los mexicanos.

Pelayo anunció que el año que entra la Cineteca organizará una exposición dedicada al humor en el cine mexicano, en la que estará, por supuesto, Tin Tan.

La noche del lunes pasado se inauguró también una muestra alusiva a los cien años de Tin Tan titulada ¡Ya llegó su pachucote! El 2 de octubre arrancará el ciclo Tin Tan, 100 años, con 12 películas representativas del actor, dirigidas por Gilberto Martínez Solares, entre las que están Soy charro de levita, El rey del barrio, Simbad el mareado, ¡Ay, amor… cómo me has puesto!, El revoltoso, El ceniciento, Chucho el remendado, El bello durmiente, Me traes de un ala y El Vizconde de Montecristo.

Rosalía Valdés publicará un libro sobre el Tintanazo coeditado por Caja de Cerillos Ediciones y la Dirección General de Publicaciones del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes.

En la exposición se puede leer la siguiente pregunta de Tin Tan: ¿Cómo se dice window en inglés?

Información y foto La Jornada.

Shortlink: