Marchan dreamers en ciudades de EU

dreamers

Phoenix. Jóvenes inmigrantes beneficiarios del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés) acompañados de ciudadanos estadunidenses salieron este lunes a las calles de varias ciudades de Estados Unidos, ante los reportes de que el presidente Donald Trump anunciará este martes su cancelación.

Ejecutivos de grandes empresas, como Amazon, Apple, Facebook, Microsoft, eBay y General Motors, advirtieron en un carta sobre el impacto económico de devolver a la informalidad a tantas personas que pagan impuestos, en abierta crítica a la posible cancelación del DACA.

Estos jóvenes, conocidos como dreamers (soñadores), perderían la posibilidad de trabajar legalmente en el país y estarían expuestos al riesgo de deportación. Nuestra economía perdería 460 mil 300 millones de dólares del PIB nacional y 24 mil 600 millones de contribuciones fiscales al sistema de seguridad social, indicaron.

“Todos somos dreamers” fue la consigna más repetida durante las movilizaciones en Washington, Phoenix, Atlanta y Los Ángeles, entre otras ciudades, para mostrarse en favor del plan creado por el ex presidente Barack Obama (2009-2017), que protege de la deportación a casi 800 mil jóvenes indocumentados que fueron traídos de niños por sus padres a Estados Unidos, y son beneficiarios del DACA,

Yolanda Alvarado Sánchez, graduada de la Universidad Estatal de Georgia, expresó en la marcha en Atlanta que la decisión de sus padres de traerla a Estados Unidos desde México sin documentos migratorios me dio la oportunidad de tener la buena vida que tengo ahora.

Distintos medios de comunicación reportaron este domingo, al citar fuentes allegadas al tema, que el mandatario planea anunciar este martes el fin del programa, pero dará al Congreso seis meses para delinear una legislación que lo remplace.

Fuentes de la Casa Blanca indicaron que la decisión no estaba escrita en piedra y que el presidente podría cambiar o matizar su decisión de último momento.

“Amamos a los dreamers, amamos a todo el mundo”, dijo Trump el pasado viernes desde el Salón Oval de la Casa Blanca, sin dar más pistas sobre su postura.

La presión contra Trump creció al recibir fuertes críticas de demócratas, republicanos, empresarios, líderes comunitarios y activistas, que reclaman el aparente incumplimiento de su promesa de campaña de buscar una solución de corazón para los dreamers.

Tenemos que luchar con todo lo que tenemos para defender el DACA, escribió en Twitter la ex candidata presidencial demócrata Hillary Clinton, mientras el senador por Vermont, Bernie Sanders, exhortó: El Congreso debe actuar de inmediato para restaurarlo.

El republicano Paul Ryan, presidente de la Cámara de Representantes, dijo a la radio local WCLO: Creo que esto necesita una solución legislativa.

“Después de engañar a los #dreamers durante meses con charla sobre su ‘gran corazón’ @POTUS les cierra la puerta”, lamentó la republicana de Florida y ultraconservadora Ileana Ros-Lehtinen.

Mike Coffman, representante republicano por Colorado, anunció que presentará este martes una moción legislativa para forzar al Congreso a votar la Ley Bridge, que daría a los dreamers una protección especial de tres años, aunque sin una ruta para obtener la ciudadanía.

En el Congreso, algunos estiman que el futuro programa puede estar ligado al controvertido financiamiento del muro fronterizo con México.

Información La Jornada.

Shortlink: