Marchan maestros en Argentina; exigen aumento salarial y diálogo con el gobierno

argentina movimientos estudiantiles

Buenos Aires. Una multitudinaria marcha, con participación de miles de educadores de Argentina, colmó este miércoles una Plaza de Mayo cercada, en el contexto de un fuerte conflicto ante la indiferencia del gobierno de Mauricio Macri a los reclamos salariales y por la precarización de la educación a todos los niveles, incluso por el cierre de escuelas y el fin de planes como conectar igualdad, que golpean al sector educativo y a la población en general.

Patria sí, colonia no gritaron ante el primer discurso de Eduardo López, de la Confederación de Trabajadores de la Educación (Ctera), que advirtió: “los maestros vamos a seguir enseñando sobre nuestros patriotas, que decían ‘patria sí, colonia no’, cuando estos gobernantes dicen patria no, FMI sí”. Esto, al rechazar el regreso del Fondo Monetario Internacional al país. También destacó las luchas por la soberanía en el sur, en Las Malvinas y en todo el territorio.

Los representantes del sur denunciaron, a su vez, los ajustes, la ausencia de negociaciones, y en el caso de Neuquén, a los gobernantes que se han aliado con la oficialista alianza Cambiemos y a aquellos que se dejaron chantajear por el poder. Destacaron la lucha que llevan adelante en defensa de la Patagonia y todas sus provincias y llamaron a una huelga masiva para defender la escuela pública y la unidad. Entre los cánticos se escuchó la consigna que encabezará la gran marcha del próximo viernes en la plaza: ¡La patria está en peligro. No al FMI!

Muchos de los maestros de las provincias están en paro, en algunos casos desde hace casi un mes. Hay escuelas que han dejado de funcionar, otras construidas desde el gobierno anterior que no se inauguran, y rurales cerradas, incluyendo en la provincia de Buenos Aires, al considerar la gobernadora de Cambiemos, María Eugenia Vidal, que no son rentables, y la rebaja del presupuesto educativo.

La consigna de los manifestantes exigía las negociaciones salariales (paritaria) nacionales, las mismas que cuando comenzaron la primera Marcha Federal en 1998, cuando el entonces presidente Carlos Menem (1989-1999) imponía un duro programa neoliberal que significó un profundo retraso educativo.

Esta segunda Marcha Federal Docente ocurre cuando se agudiza el conflicto con los maestros bonaerenses, amenazados con sufrir descuentos y sanciones por ejercer el derecho de huelga.

Miles de kilómetros recorrieron los maestros para revivir aquella primera marcha. Denunciaron que no existe un diálogo, como dice el gobierno, que lleva adelante una embestida contra los docentes desguanzando la educación pública, y la persecución política contra los dirigentes que protestan.

Además, denunciaron que el gobierno no cumple con el 6 por ciento de lo destinado en el presupuesto para educación. Con respecto al FMI establecieron que cada vez que estuvieron en Argentina fueron afectados los presupuestos educativos y las jubilaciones. Cada vez que aumentan los intereses de la deuda, baja la inversión en educación, sostuvo Sonia Alesso, de la Ctera.

La impactante marcha estuvo acompañada por maestros jubilados, madres, hijos y familiares de víctimas de la dictadura (1976-1983), políticos de los partidos opositores, estudiantes y referentes sindicales.

Los maestros se solidarizaron con los presos políticos de este gobierno, y también con todas las instituciones en conflicto, además de condenar la afectación de la soberanía nacional, tanto por la presencia del FMI como de una serie de medidas tomadas por el gobierno de Macri.

A la marcha se integraron los trabajadores del Metro, reprimidos el pasado martes, y manifestantes que rodearon el Obelisco en pleno centro. La ciudad volvió a ser un caos, porque además se manifestaron organizaciones sociales y la Asociación de Trabajadores Estatales que protestó afuera del Instituto Nacional de Tecnología Industrial, donde continúan los despidos y los recortes.

Todo esto sucede mientras los cancilleres del G-20 están reunidos aquí, el conflicto social estalla en las calles y en el Congreso se logró la media sanción en contra de los tarifazos, triunfando la propuesta opositora que no acepta el gobierno, y que ahora pasará al Senado.

Información La Jornada.

Shortlink: