Megacorte de Conagua se pudo evitar: experta

La directora de la Conagua, Blanca Jiménez, con parte de su equipo, durante la conferencia de prensa este lunes en las instalaciones de la dependencia, ubicadas en el sur de Ciudad de México.Foto Cristina Rodríguez

La directora de la Conagua, Blanca Jiménez, con parte de su equipo, durante la conferencia de prensa este lunes en las instalaciones de la dependencia, ubicadas en el sur de Ciudad de México.Foto Cristina Rodríguez

El megacorte de agua que afectó a casi 7 millones de personas del valle de México, por casi una semana, en noviembre anterior, se pudo haber evitado con el uso de un sistema de válvulas, señaló Blanca Jiménez Cisneros, directora de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

El costo de ese mantenimiento ascendió a 500 millones de pesos y en esos trabajos fracasó la instalación de la pieza K invertida, por lo que la administración anterior inició una investigación y determinó una sanción de 5 millones de pesos a empresas implicadas, pero aún falta el resultado de la auditoría del Órgano Interno de Control, indicó.

La experta, con 35 años de trabajo en el tema del agua, sostuvo que ya no habrá suspensión del servicio de agua potable del Sistema Cutzamala que abastece al valle de México, a menos que haya alguna falla. Precisó que todavía hay que hacer otros trabajos, como elevar la capacidad de bombeo.

Aseveró que se hacen cambios en la Conagua para contar con capacidad técnica y recuperar la planeación de los trabajos, pues esto se había perdido y es el origen de los problemas. Ejemplificó con el caso del Túnel Emisor Oriente (Teo), que lleva un retraso de al menos cuatro años en su construcción.

Había obras que se iniciaban sin tener una planeación apropiada desde el punto de vista técnico y administrativo, y eso implicaba que se iniciaran a veces sin un presupuesto o definición del tiempo de construcción, lo que provocó muchísimos problemas.

En conferencia de prensa, explicó que en la Conagua hay 162 puestos directivos que están en proceso de ajuste. “Se empezó por renovar el área central y los organismos de cuenca, después se hará el remplazo de directores locales que no tengan el perfil técnico, y el avance de este proceso es de entre 25 y 30 por ciento.

En la Conagua se encontró con un personal de dos tipos: uno muy golpeado, que se ha sentido muy agredido; a pesar de que muchas veces es el primero en llegar a los diferentes desastres hídricos de atención, poco se le reconoce. Y también otro conjunto de gente, sobre todo en puestos claves sin un perfil técnico, más bien político, y creo que esto es lo que a mí en lo personal me preocupó más.

Entre los pendientes dijo que está la Ley General de Aguas, que desde hace varios años debió establecerse, y que se hará a partir de una consulta en cuyo diseño participará la Universidad Nacional Autónoma de México, pues no es un proceso trivial.

En el caso del Teo, con el que se prevé desalojar excedentes de agua, dijo que podría estar terminado antes de que empiece la próxima temporada de lluvias y lleva 97 por ciento de excavación. Este túnel desembocará en Hidalgo y abastecerá a la planta de tratatamiento de aguas residuales de Atotonilco, la cual cuenta con recursos públicos para este año. También consideró que en promedio se fuga 40 por ciento del agua, por lo que se apoyará a estados u municipios para promover un uso eficiente del líquido.

Presupuesto de 23 mil millones de pesos

Jiménez Cisneros precisó que el presupuesto de la Conagua para este año quedó en 23 mil millones de pesos, y entre las acciones programadas está atender a 212 municipios en las zonas más pobres del país, en particular de Oaxaca, Veracruz y Guerrero.

Información La Jornada.

Shortlink: