Merkel y aliados pierden los comicios en Hesse, Alemania; avanza la ultraderecha

merkel_1-965x440

Wiesbaden, alemania. El partido conservador Unión Cristianodemócrata (CDU), que dirige la canciller Angela Merkel, y el Partido Socialdemócrata (SPD), su socio menor en el gobierno en Berlín, sufrieron este domingo un duro castigo en las elecciones regionales de Hesse, que marcaron además el desembarco de la ultraderecha en todos los parlamentos del país.

Apenas 15 días después de ver cómo su partido hermano, la Unión Cristianosocial (CSU), perdió la mayoría absoluta en Bavaria, sur de Alemania, las primeras proyecciones dibujaron un escenario de derrota en las sedes de los partidos tradicionales del país, cuyos resultados electorales se situaron en niveles mínimos.

Pese a mantenerse como el partido más votado, los apoyos a la CDU de Merkel cayeron según las primeras proyecciones a su valor más bajo desde 1966 en Hesse, situándose en 27.9 por ciento, lejos de las pasadas elecciones, cuando obtuvo 38.3 por ciento.

Junto a la CDU, el otro gran perdedor de la jornada fue el SPD, que obtuvo su peor resultado histórico, con 19.9 por ciento de votos.

El castigo para los correligionarios de Merkel y el SPD se percibe como una expresión del descontento hacia la política de Berlín en materia migratoria, que ha llevado al país a acoger a cerca de 1.5 millones de refugiados desde 2015.

La formación populista de ultraderecha Alternativa para Alemania (AfD) volvió a capitalizar el descontento de los alemanes. El partido de tintes xenófobos, que desde septiembre del año pasado se sienta como tercera fuerza en el Parlamento en Berlín (Bundestag), logró entrar este domingo en la única de las 16 cámaras regionales que le faltaba por conquistar, al ganar 12.1 por ciento de los apoyos en la región.

La euforia se dejó sentir también en la sede de Los Verdes, al adjudicarse 19.5 de los votos al calor del carismático candidato de origen árabe Tarek Al-Wazir.

Información La Jornada.

Shortlink: