Metáforas en torno de la desigualdad social

Jesper Just hizo una investigación en Juchitán, Oaxaca, sobre cómo se aprecia a los homosexuales (muxes) en esa comunidad.

Jesper Just hizo una investigación en Juchitán, Oaxaca, sobre cómo se aprecia a los homosexuales (muxes) en esa comunidad.

México. Durante dos años, el artista danés Jesper Just (1974) desarrolló una investigación en Juchitán, Oaxaca, atraído por la forma en la que la comunidad aprecia y abraza al llamado tercer género, los homosexuales que en esa región son conocidos como muxes.

El resultado es, explica, la obra titulada Coordenadas, que se exhibe en el Museo Anahuacalli. Consiste en dos videos cargados de metáforas para reflexionar acerca de la desigualdad social, la geopiratería y la autonomía colectiva.

La primera parte es una instalación formada por una carpa similar a las que se usan en los campamentos arqueológicos que propone un recorrido por tarimas y paredes de adobe, para encontrarse con la película que Jesper realizó en tierra juchiteca.

Dentro del recinto se proyecta el otro video, donde se ven las puntadas de una máquina de coser, en un acercamiento milimétrico. Esta es una instalación que indaga en la conexión entre diferencias sociales y sentido de pertenencia, autonomía y cuerpo, proponiendo a la comunidad muxe como punto de partida, explica la curadora Anissa Touati.

Las dos propuestas navegan con potencia interior y se resuelven a través de la naturaleza y el cosmos, añade.

Manifestación poética

Jesper Just dice que durante sus indagaciones en Oaxaca descubrió que hace unos años se realizaron las llamadas Expediciones Bowman, en un principio conocidas como Proyecto México Indígena, que supuestamente tenía la finalidad de mapear la zona en beneficio de la comunidad, pero que luego se descubrió que era una iniciativa financiada por la Oficina de Estudios Militares para el Extranjero (FMSO, por sus siglas en inglés) del Departamento de Defensa de Estados Unidos, para obtener información con fines de estrategia militar.

Sus videoinstalaciones son, entonces, una manifestación poética pero con contenido, aclara. Just, quien trabaja y radica en Nueva York, estudió en la Real Academia de Bellas Artes de Dinamarca y es representado por las galerías Perrotin en Francia, la James Cohan en Nueva York y la Nicolai Wallner en Copenhague.

Ha expuesto sus videos y performances en museos, galerías de arte y bienales. En 2016 realizó una estadía en la Fundación Casa Wabi, en la Ciudad de México.

Regalo para México

Para la directora del Museo Anahuacalli, Hilda Trujillo, la obra de Jesper Just es un regalo para el país, porque fue el propio artista quien consiguió los apoyos para traerla; nosotros no hubiéramos podido pagarla.

El proyecto se suma a la evolución y resignificación que el Museo Anahuacalli (Museo 150, colonia San Pablo Tepetlapa, Coyoacán) ha tenido los recientes años, pues sin ser un museo de arte contemporáneo, siempre ha mantenido el espíritu de erigirse una Ciudad de las Artes, como lo concibió el pintor Diego Rivera, creador de ese majestuoso espacio, concluyó la directora.

(La exhibición de Coordenadas, de Jesper Just, concluirá el 15 de abril.)

Información La Jornada.

Shortlink: